Yordi Arteaga, entrenador personal de FTS (Sistema de Entrenamiento Funcional) y además instructor calificado de la Asociación Americana de Aerobics y Fitness, considera que el exceso de peso, la poca motivación personal, la falta de apoyo y el desconocimiento en el área de entrenamiento físico son quizás las causas principales del abandono de la actividad física al primer mes de iniciadas.

¿Cómo se empieza a realizar alguna actividad física?
La primera motivación que tienen las personas para realizar ejercicios es rebajar de peso, debido a los excesos cometidos. Lo primero que hay que tener en cuenta es la necesidad de que las personas sepan para qué quieren hacer el ejercicio y conocer para qué sirve la actividad que van a hacer.

La salud es otra de las motivaciones para realizar ejercicios, acompañada del deseo de mejorar en alguna actividad, bien sea de la vida cotidiana como rendir más en el trabajo o cargar a los niños, o de algún deporte en específico.

Al saber cuál es el motivo por el que se quiere realizar ejercicio, se procede a establecer metas que sean reales. Por ejemplo, una meta real para bajar de peso es rebajar de medio kilo a un kilo por semana.

 

entrenamiento-a-tu-salud

¿Qué tan importante es la alimentación como complemento de la actividad física?
Tener buenos hábitos alimenticios es importante porque a menor cantidad de grasa consumida más fácil es sacarla del cuerpo. Un buen balance calórico, que es lo que se trata de lograr con la nutrición, es tratar de gastar un poco más de calorías que de las que se consumen, pero hay que aclarar que no se va a hacer ejercicios para gastar todas las calorías que se consumieron, porque con la actividad física lo que se hace es activar el metabolismo para que él mismo las vaya quemando.

Si se empieza una alimentación sana, se va a limitar la cantidad de calorías que se consumen. Además, con una alimentación saludable se garantiza una buena calidad en las calorías ingeridas. No sólo se trata de no comer en pequeñas cantidades, sino también de consumir alimentos con nutrientes que garanticen el buen funcionamiento del organismo.

rutina-de-ejercicios-a-tu-salud

Haciendo las cosas correctamente en cuanto a cómo iniciar una actividad física y a la alimentación que se debe seguir ¿qué tipo de exámenes físicos o pruebas diagnósticas deben hacerse para estar conscientes de la condición de salud antes de ejercitarse?

Hay dos pruebas que son importantes porque permiten saber cuál es el punto inicial para establecer metas más claras. Una es una evaluación médico funcional que la puede hacer un médico fisiatra y va a determinar cuál es el estado de la columna, rodilla, tendones, articulaciones, entre otros, para evitar realizar actividades que puedan complicar el estado de salud.Igual hay que saber cómo está funcionando el corazón, sobre todo en hombres mayores de 45 años y mujeres mayores de 50 años de edad, por lo que hay que hacer una evaluación cardiológica.

Después, se hace al test de condición física donde se evalúa la fuerza, la flexibilidad, la coordinación y el tema de la composición corporal, es decir, cuánto nivel de grasa, de masa muscular y proporción de líquido tiene el organismo.

¿Cuáles son las actividades ideales para aquellas personas que se están iniciando en el ejercicio y que garanticen que el ejercicio se sostenga en el tiempo?

Es importante buscar actividades que le gusten a la persona. Una manera sencilla de empezar a incorporar esos cambios en la actividad diaria, es caminar bien sea en un sitio cerrado o abierto.

Comenzar a caminar al menos tres veces por semana durante 30 minutos es ideal. Es una actividad que la gente sabe hacer.

Para formar el hábito, hay que dosificar el ejercicio. Una meta ideal de ejercicio es hacerlo como mínimo dos veces por semana. Trabajar con alguien en la actividad física funciona como motivación para continuar ejercitándose y no abandonarla al primer mes.