Nota de Prensa Blue Marketing Solutions

La depilación solía ser habitual de las mujeres para verse y sentirse bien, pero ahora también ha pasado a ser una práctica de los hombres.

Inicialmente, los atletas eran quienes se depilaban para su mejor desempeño deportivo, para mejorar el proceso de cicatrización y prevenir infecciones. Sin embargo, ya se ha convertido en un habito estético por higiene y comodidad e, incluso, algunas mujeres prefieren un hombre con poco vello corporal.

Los métodos de depilación entre hombres y mujeres no varían mucho. Existen muchas técnicas para realizar una buena depilación, aunque no todas ofrecen la misma durabilidad.

Los métodos de cuchilla y depilación con cera se han ido dejando atrás, para dar paso a la depilación láser o fotodepilación. Ahora, con mayor tecnología láser, se está empleando el láser diodo.

Una de las ventajas principales de la depilación con láser diodo es que es totalmente indolora y sin complicaciones para el operador, si éste está entrenado adecuadamente. Este sistema permite trabajar con cualquier fototipo de piel (desde pieles claras hasta pieles oscuras) y en áreas delicadas como el rostro. Así, se quitan la preocupación de afeitarse todos los días y evitan las irritaciones e infecciones, como una pseudofoliculitis.

El láser diodo produce la destrucción del folículo por calor, que se logra por la acumulación de energía baja y que, de manera progresiva, penetra hasta eliminar el folículo. Esto es lo que lo diferencia del láser tradicional y de la luz pulsada intensa. El cabezal se pasa sobre la piel con movimientos longitudinales o circulares en forma repetida y constante. Una vez destruido el folículo piloso, no se vuelve a regenerar.

Comparado con el resto de los láseres, éste tiene mayor rapidez y es indoloro por el sistema de enfriación en su cabezal. Para depilar la barba, se toma aproximadamente 20 minutos y el tratamiento debe realizarse una vez al mes de cuatro a seis sesiones. Las otras zonas más buscadas para depilar son el pecho y la espalda.

Es importante recordar que la piel es muy sensible y que los procesos de depilación, sea cual sea el método empleado, pueden causar irritaciones y picores. Por lo tanto, se recomienda consentir la piel con abundantes cremas hidratantes.

Como efectos secundarios del procedimiento, podría aparecer inmediatamente después del mismo un ligero enrojecimiento que tiende a desaparecer en unas horas. Es importante también evitar la exposición solar luego del tratamiento, ya que podría producirse una quemadura en la zona tratada. En algunos casos, podría presentarse una hiperpigmentación del área tratada con láser que debe ser corregida por su médico.

Para los caballeros, la depilación con láser diodo es la mejor opción puesto que es posible destruir el vello de raíz. Pero como no todos los vellos están en la misma fase, se necesitan varias sesiones para abarcar a todos los vellos en la fase activa de crecimiento.

Precauciones especiales

Los láseres de diodo eficaces autorizados y reconocidos por la sanidad internacional como láseres para depilación médica permanente, son los clasificados como III-B y IV-A y son de riguroso uso médico.

El paciente debe consultar a un médico experto que valorará la indicación del tratamiento y la idoneidad de la selección de este láser, e informará al paciente de los pros y los contras del tratamiento.

La fotodepilación con láser está contraindicada en pacientes tratados con ácido 13-cis-retinoico (empleado para el tratamiento del acné severo o como agente quimioterapeútico contra algunos tipos de cáncer) en el mes anterior del tratamiento, con fotosensibliidad, que presentes áreas del cuerpo bronceadas o con procesos de fiebre o infección aguda.

Vocera: Dra. Eva de Abreu. Dermacare Estética Avanzada. Centro Profesional Santa Paula, Torre B, piso 3, Ofic. 307. Tlf: 0212 987 29 68 / 985 80 33 / 987 51 78. @dermaantiedad