Equipo A Tu Salud Web – Nota de prensa Blue Marketing Solutions  (Con asesoría de Rossana de Jongh, médico nutrólogo)

Tomar vacaciones implica saltarse la rutina, reunirse con seres queridos, viajar o disfrutar de tiempo para el descanso. Mantener una alimentación sana durante esta etapa del año no solo evitará pasar malos ratos frente a la báscula, sino también permitirá de gozar de buena salud.

Para no perderse los platos típicos de la región que se visita, darse un gusto de vez en cuando y al mismo tiempo no perjudicar la salud, es necesario tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

– Si está bajo un plan de alimentación para disminuir peso o mantenerlo, trate de hacer las comidas lo más similar posible a la alimentación habitual del programa alimenticio. Respete las cantidades y las combinaciones permitidas.

– Si tiene sobrepeso y no ha iniciado un plan de alimentación, no lo postergue para después de sus vacaciones porque se puede perder la motivación y luego regresará con mayor peso. Lo recomendado es ir a una evaluación por un médico nutrólogo, quien podrá diseñar un plan de alimentación individual según las necesidades nutricionales.

– Evite saltarse las comidas y pasar periodos prolongados de ayuno. Realice las tres comidas principales y meriendas a media mañana y a media tarde.

– En el desayuno elija opciones saludables como panes o cereales integrales, arepa asada, frutas frescas enteras o picadas. Evite las comidas grasosas como empanadas, pastelitos o arepas fritas.

– Realice meriendas ligeras a lo largo del día, evitando el consumo de golosinas. Meriende frutos secos, frutas picadas o pequeños pasapalos como pan sueco, palitos de zanahoria o de celery crudos, con cremas a base de ricotta o yogurt.

– Manténgase hidratado, preferiblemente con agua. Deje de lado al refresco, el jugo y té pasteurizado o el licor.

– Haga almuerzos y cenas moderadas. Exagerar en las cantidades representa un aumento en las calorías consumidas.

– Evite los restaurantes de comida rápida. Una sola comida en este tipo de establecimientos puede tener todas las calorías de un día, además de estar cargadas de grasas saturadas y carbohidratos dañinos para la salud.

– Escoja alimentos horneados, a la plancha o a la parrilla. Seleccione contornos como ensaladas, arroz integral y verduras. Evite acompañar las comidas con pan o galletas.

– Recuerde realizar algún tipo de actividad física. Si viaja las caminatas para conocer nuevos lugares, son una buena opción para disfrutar y a la vez activar el organismo.