Fuente: Laboratorios Calox, Medline – ATS Web

La artrosis (osteoartritis) causa dolor, inflamación y disminución de los movimientos en las articulaciones.  Se produce por la desgaste del cartílago, el tejido que cubre los extremos de los huesos en una articulación y es común en los adultos mayores, a partir de los 55 años, aunque también hay casos de personas adultas alrededor de los 45 años.
 

Puede afectar las rodillas, manos, caderas y columna. Se trata de uno de los padecimientos de mayor prevalencia en el mundo. Dentro de las causas que la desencadenan están el envejecimiento, herencia genética, la obesidad y el exceso de uso del cartílago (por lo general en deportistas o personas que realizan frecuente actividad física).
 

Sólo una parte de las personas con este padecimiento reflejan los síntomas obvios de la artrosis. Pero el dolor se manifiesta dependiendo de la sensibilidad del paciente y en especial la articulación del cuerpo que presenta el desgaste.
 

Gabriela Espinoza, directora médica de  Calox  International, destaca la importancia de un diagnóstico correcto y a tiempo, además del tratamiento farmacológico, recetado por el médico tratante. Espinoza expresa que actualmente el tratamiento médico contempla fisioterapia, rehabilitación y alivio del dolor así como fármacos cómo la glucosamina recomendados por su  efecto en la formación de la superficie articular, tendones, ligamentos, tejido sinovial, que pudiera prevenir la degeneración del cartílago.

La especialista indica que Laboratorios Calox, desde hace ocho años, tiene en el mercado Glucosamina Chondroitin, un producto sin prescripción médica funciona como tratamiento coadyuvante en el alivio del dolor.
 

Asegura que la combinación del glucosamina y chondroitin ayuda a que el producto se adhiera a las articulaciones con mayor eficacia, además la glucosamina proporciona componentes estructurales del cartílago que inhibe las enzimas de los radicales libres y bloquea la acción de las enzimas que descomponen el cartílago  con buena tolerancia al tratamiento.

Cada tableta está compuesta por 500 mg de clorhidrato de glucosamina y 400 mg de chondroitin. El producto viene en dos presentaciones, una de 30 y otra de 60 cápsulas, se debe tomar una dosis tres veces al día con las comidas.