Por: Inés Larrea

La gran demanda por parte de los atletas de alta competencia y el aumento de la práctica de deportes ha ido aumentando cada vez más en los últimos años, si bien es cierto unos los realizan por hobbies, mientras que otros lo hacen por salud y bienestar. No obstante a medida que pasa el tiempo las prácticas deportivas se han vuelto cada vez más competitivas y menos supervisadas por los especialistas. Esto ha traído como consecuencia, que las lesiones en los atletas, afecten significativamente su estilo de vida.

El doctor Andrés Delgado Ghersi, médico cirujano de la Universidad Central de Venezuela, cirujano ortopédico y traumatólogo del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla España, explica que una de las lesiones que ha aumentado y que cada vez se ha visto con mayor frecuencia, son las lesiones del tendón de Aquiles y se agrupa en general con el término “tendinopatía”.

Para entender claramente, el tendón de Aquiles es una estructura indispensable para que cada ser humano se pueda parar y caminar sobre dos extremidades, siendo pieza fundamental en actividades deportivas que incluyan saltar y correr.

La relación que existe entre la enfermedad de tendón de Aquiles y las actividades físicas es muy clara debido a que los deportes que más predisponen a las tendinopatías son las de carreras de media y larga distancia, tenis, voleibol, entre otras. Según comenta el experto, a medida que aumenta la edad, la tendinopatía de Aquiles es más común y hasta 9% de los corredores de alto nivel sufren estas lesiones por sobre uso, no obstante 17% de las personas que practiquen cualquier deporte que involucre correr y saltar, independientemente del nivel de su actividad, puede padecer estos problemas.

¿Cuál es la causa de esta tendinopatía?

Las causas son multifactoriales, existiendo causas intrínsecas (edad, sexo, sobrepeso, mala alineación, pies con deformidad tipo plano ó cavo, retracción de los gemelos…) y extrínsecas (ingesta de medicamentos, calzado, superficie de trabajo, clima…). En un evento agudo traumático las causas extrínsecas son más frecuentes, mientras que la enfermedad crónica tiene más relación con factores intrínsecos.

El exceso de carga durante el ejercicio es considerado el principal factor que conlleva a la enfermedad. Errores de entrenamiento como correr distancias muy largas, a demasiada intensidad ó el incremento demasiado rápido de la distancia o la intensidad y el trabajo en pendientes, son factores presentes en 2/3 de corredores con tendinopatía. De igual forma, la falta de supervisión por parte de un especialista o entrenador calificado han desatado la frecuencia de esta patología.

 

¿Cómo se puede abordar este problema?

El manejo de este problema, una vez que se determinan los posibles factores de riesgo y se incide sobre ellos, debe ser mediante tratamiento rehabilitador, estiramientos, medicación y para los deportistas moderación de sus actividades deportivas durante al menos 3 – 6 meses, en los cuales el paciente tiene que ser “paciente” y comprender que los síntomas pueden mejorar de forma muy lenta, sobre todo cuando el problema es crónico y que lleva mucho trabajo por parte de quien lo padece para llegar a un estado de poco o nada de dolor.
 

Una vez utilizadas técnicas no invasivas y agotado los intentos de tratamiento no quirúrgico, se puede pensar en una cirugía.
 

Pero para evitar cualquiera de estos tratamientos, es indispensable “prevenir” esta situación, consultando a tiempo al especialista y realizando un entrenamiento deportivo moderado de acuerdo a nuestras condiciones físicas.
 

Fuente: Dr. Andrés DelgadoGhersi,  cirujano ortopédico y traumatólogo, actualmente trabaja en el Centro traumatológico Santa Fe del grupo MEDIS. Más información: www.drpieytobillo.com, @drpieytobillo.com

También puede consultar:

Deportistas deben estar atentos a las lesiones en el tendón de Aquiles

Lesiones en deportistas de fin de semana

Lesiones comunes en carreras

Prevención y cuidado básico en lesiones deportivas

Comenta y se parte de nuestra comunidad