Por: María Arvelo – Equipo de Redacción A Tu Salud

Carolina Fernández, profesora de Yoga, afirmó que esta actividad permite perder peso de forma sana y saludable. “Hacer yoga permite quemar de 300 a 600 calorías por hora, no solo por la actividad física que realices, sino también porque ayuda a controlar la ansiedad de comer”, puntualizó.

Asimismo, destacó que realizar yoga ayuda a que las personas que no están acostumbradas a hacer ejercicios se involucren de forma pausada y segura en este mundo: “Los riesgos de lesiones son mínimos y hará que trabajes tu cuerpo y mente”. 

Fernández aclaró que el Yoga tiene varias vertientes que se diferencian por el ritmo de sus movimientos. Por lo tanto, la quema calórica variará significativamente.

“Hay Yoga Pasiva que es más terapéutica y las posturas son lentas con lo que se define ciertas zonas del cuerpo como el abdomen o la cintura; también está el Hatha Yoga que combina respiración con movimiento, donde se busca más bien una progresión; y existe el Rocket Yoga que es una versión más dinámica”, explicó. 

Persiguiendo una meta

La experta dijo que el Yoga hace que quienes lo practiquen puedan sostener una micro meditación (“yo con yo”), que ayuda a internalizar las metas personales -como lo puede ser el hecho de bajar de peso- y a alcanzarlas.

Por otro lado, con ciertas posturas se puede vencer la retención de líquido y sirven como drenaje linfático. 

El Yoga en el plato

Con base a lo que se aprende con esta actividad, Carolina Fernández sugirió que al momento de comer “se separe el estímulo de la reacción”. Es decir, “cuando tienes hambre, debes ver qué es exactamente lo que pide tu cuerpo, internalizarlo y ver si de verdad tengo tanta necesidad de comer”.

Fuente: Carolina Fernández, profesora de Yoga / Telf: 04241465787/Instagram: @yocarolatia