La dieta Shangri-La fue creada por el profesor de psicología en la Universidad de California en Berkeley (California-Estados Unidos), Seth Roberts,  y se basa en un truco psicológico para “engañar al cerebro” y controlar la ansiedad por comer.

El truco radica en controlar la ansiedad y el hambre, comiendo entre comidas algo sin sabor que confunda al cerebro.

Cuando el cerebro recibe algún alimento sin sabor, da el mensaje al cuerpo de que no tiene hambre, por lo cual, en teoría se come menos.

Según este especialista, hay que consumir de 100 a 400 calorías de agua con azúcar o aceite al día. Cada porción de estas calorías se toma por lo menos una hora antes de comer y una hora después de comer para que puedan surtir efecto.

Evidentemente es una dieta no apta para todos, por lo cual, si piensas seguirla debes consultar con un especialista.

Fuente. Con información de Internet

También te puede interesar:

Dieta macrobiótica

Dieta vegana

Dieta detox