La lipodistrofia, no sólo afecta a la piel por fuera, sino que deteriora los huesos y destruye la grasa debajo de la piel. Según los médicos, esta patología suele ser hereditaria.

La trascendencia de su historia

Cuando el caso de Zara se difundió a través de los medios de comunicación y llegó a los oídos del experto estadounidense en lipodistrofia de Texas, doctor Abhimanyu Garg, surgió la esperanza de un cambio, pues Abhimanyu les sugirió tanto a Zara como a su madre Tracey que se sometieran a unas pruebas.

A ambas se les detectó Cutis Laxa, una condición aún más extraña y que puede acortar la esperanza de vida, debilitar articulaciones y provocar problemas de pulmón o corazón. Tras conocerse los resultados de los exámenes, el doctor Robert Errsek le ofreció, por su parte, un lifting de cara y un aumento de nariz sin ningún tipo de costo.

Zara no se lo creía: “Fue una oportunidad con la que jamás hubiese soñado. Cuando me vi a mi misma reflejada en el espejo tras quitarme los vendajes tuve una mezcla de sorpresa y felicidad”. Después de la operación, Zara recobró la confianza, empezó una relación amorosa con un joven de 22 años llamado Ricky Andrews y decidió retomar los estudios. El cambio produjo que Zara acudiera a un salón de belleza y dejara el pasado atrás para perdonar a aquellos que le hicieron mal.

Fuente: ATS Impreso

También puedes consultar:

Cuidado de la piel

Señales de una piel maltratada

¿Cómo tratar la piel grasa?