La pubertad precoz se caracteriza por la aparición de los caracteres sexuales secundarios en las niñas y varones antes de la edad que se considera normal. Esto tendría que empezar a ocurrir en las niñas a los 8 años y en el varón a los  9 años.

Durante este periodo, se observa en la niña la aparición del botón mamario, vello púbico y en las axilas. En el varón crece el testículo, la aparición del vello y el cambio en el tono de la voz.

Consecuencias a largo plazo

Con la aparición de la primera menstruación o menarquía, la niña puede iniciar relaciones sexuales tempranas, abuso sexual y los cartílagos de crecimiento se cierran. La forma de su cuerpo empieza a cambiar hacia el de una mujer cuando todavía es una niña.

En el caso de los varones se cierra el cartílago de crecimiento antes de tiempo, cambia la voz y puede iniciar relaciones sexuales a temprana edad.

Diferentes causas

Si la causa es idiopática (es decir, espontánea o desconocida) se puede aplicar un tratamiento que frena la producción hormonal sexual tanto en la niña como en el varón para evitar que se siga cerrando el cartílago de crecimiento antes de tiempo.

Cuando la causa sea diferente a la expuesta anteriormente, como por ejemplo: tumor en ovarios, testículos o suprarrenales, el tratamiento estará dirigido a quitarlo.

Consultar al médico

Se sugiere a los padres conocer cuál es la edad normal para que se produzca la menstruación y crecimiento del testículo. Debe consultar al pediatra si el tamaño del botón mamario es normal y al endocrinólogo en caso que se presente alguna alteración en la niña, como por ejemplo la velocidad de la menstruación o alguna otra causa en el varón.

Fuente: Dra. María Pérez. Ginecólogo  infanto-juvenil. Teléfonos: 0416-6335178/ (0212) 5529993.

También puedes consultar

¿Varones con mamas?

¿Qué es la menopausia precoz?

¿Cómo se llama el exceso de vello?