Julián Álvarez García, que lleva 25 años asesorando a deportistas de alta competencia y equipos profesionales, explica que se ha creado un círculo vicioso por el hecho de que la mayoría de las personas perdieron la conciencia de comer por necesidad biólogica y ahora lo hacen por necesidad emocional, y el hecho de que acumulemos más grasa, y mientras más grasa se tenga, aumentan las ganas de comer.

Álvarez advierte sobre el peligroso efecto yo-yo de las dietas, pues las personas suelen asociar “adelgazar” con dejar de comer, y no con alimentarse mejor. Dejar de comer es perder masa muscular, y si se vuelve a comer, no se recupera esa masa perdida.

El asesor indica que lo mejor es tener una dieta balanceada, y que si se desea comer algo “no muy sano”, hay que ganárselo, es decir, solo se lo puede comer justo después de hacer ejercicio para que se vaya al músculo. El ejercicio debe convertirse en un hábito que se debe realizar todos los días, así como cepillarse los dientes.

Si lo que se desea es adelgazar, es recomendable hacer ejercicio al recién levantarse, según Álvarez, por lo menos unos 30 minutos. Hacer ejercicio en ayunas mejora todos los mecanismos de absorción de energía de la grasa. Los primeros días será difícil, pero para que alguna actividad se torne en un hábito toma por lo menos 3 semanas.

Fuente: Emol.com

También puedes consultar:

No te dejes engañar y conoce estos 5 mitos sobre el fitness

¿Cómo hacer core fitness?

Ponte en forma de la mejor manera: ¡Jugando!