Si acabas de ser picado por una avispa lo más seguro es que sientas ardor y dolor. Si eres una persona alérgica, te puede afectar de distintas formas: desde reacciones leves hasta hinchazón de lengua y garganta llegando a la asfixia. En cuanto experimentes algún síntoma al que no acostumbras acude a emergencias.

Para saber cómo curar la picadura de avispa lo primero es tratar de sacar el aguijón de la piel, lo puedes hacer con un cartón o cualquier tipo de plástico o tarjeta. Presiona hasta que vaya saliendo para después soltarlo con unas pinzas de depilar o con los mismos dedos si se deja.

El aguijón que deja la avispa es el que contiene el veneno, si quitas el aguijón quitarás la mayoría del malestar. Después de la extracción no olvides de desinfectar la zona.

También puedes usar hielos para curar una picadura de avispa. La idea es que uses los cubitos de hielo dentro de un paño y presiones de forma suave sobre la picadura durante diez minutos.

Otra manera de curar una picadura de avispa es mediante un remedio de bicarbonato, barro, vinagre de manzana o con limón. Pon alguno de estos ingredientes durante otros diez minutos en la picadura para notar mejoría en la herida.

Fuente: uncomo.com

Noticias relacionadas:

Huéspedes indeseables en los oídos

LLantén

La malaria suma millones de víctimas anualmente