Método innovador para adelgazar sin sufrir. La nueva “Dieta Pegan”

Método innovador para adelgazar sin sufrir. La nueva “Dieta Pegan”

Equipo de Redacción A Tu Salud

A lo largo del año surgen diferentes regímenes alimenticios para adelgazar, y no sabemos cuál seguir para conseguir el peso que tanto deseamos. Actualmente hay uno que en vez de ser nuevo, se unió a lo mejor de los dos más populares. Así que si quieres adelgazar pero sin dejar de comer y mucho menos gastar dinero en productos dietéticos o pastillas “milagrosas” de dudable fiabilidad, este método es para ti.

El término, colocado por el nutricionista estadounidense Mark Hyman, se da por la unión de dos de las dietas más famosas y con más seguidores en el mundo. “La dieta Pegan”, como dice su creador, “es el compromiso perfecto entre dos dietas rigurosas como son la paleo y la vegana”.

La paleo fue de una de las más seguidas y polémicas el año pasado, pero “la rígida dieta cavernícola”, como la define Sam Bailey en el Daily Mail. La vegana, que se muestra como el régimen más ecuánime y saludable del momento.

“La dieta Pegan”, cada día gana más popularidad, especialmente en EEUU, ya que cada vez hay más seguidores que muestran en sus redes sociales como Instagram, los platos que comen y los increíbles resultados que consiguen gracias seguir al pie de la letra los pasos de este saludable régimen alimenticio.

¿En qué consiste la dieta de moda?

La dieta Pegan mezcla los elementos de la paleo con la vegana, pero incorpora más fibras y cereales además de verduras y hortalizas pero, para aquellas personas que no desean mantener una alimentación únicamente vegetariana, sin dejar de comer carne ni pescado. “Esta dieta recoge los mejores alimentos de cada grupo”, comenta el doctor Hyman, “por lo que tiene más sentido para nuestra salud y la salud de nuestro planeta”.

La paleo se basa en el consumo de carnes provenientes de la caza, que hubiesen sido criados en libertad o alimentados de forma natural, como los pescados, huevos, frutos secos, frutas y verduras sin almidón y grasas buenas y la vegana permite la ingesta de granos, frutas, verduras, frutos secos y semillas, pero evita cualquierproducto de origen animal.

Por tal razón, la Pegan es el dúo perfecto con lo mejor de ambas dietas: rica en frutas, verduras y alimentos naturales, incluye además proteínas y granos. Ofrece una alimentación saludable y variada en la que sólo se plantea una norma: no se permiten los lácteos ni el gluten y reduciendo al máximo el consumo de azúcar.

Nutricionistas y expertos en el área han salido en defensa de la última moda en regímenes.

Susie Burrell, dietista conocida por su plataforma online Shape me, propone un efectivo régimen para bajar de peso en 30 días, “un menú típico Pegan podría incluir una tortilla de verduras para el desayuno, una ensalada de pollo y quinoa para el almuerzo, frutas y nueces para merendar y un pequeño bol de carne, verduras y media taza de arroz integral para cenar”.

Estas son las cuatro comidas entre las que se hallan los principales alimentos para cuidar de nuestra salud, reduciendo la cantidad de grasas ingeridas, eliminando aquellos productos lácteos o que contengan gluten por ser considerados, cada vez por más expertos, como dañinos para el organismo y el sistema digestivo.

Alimentos friendly de la dieta Pegan:

1. Cualquier alimento proveniente de las plantas (frutas y hortalizas).

2. Las grasas buenas (como el aceite de oliva, las derivadas de frutos secos o los aguacates).

3. La carne (incluida la carne roja pero en pequeñas cantidades y consumida como una pequeña guarnición en lugar de como plato principal).

4. Proteínas (especialmente huevos, pero también pescados, aves y legumbres, aunque con moderación).

5. Cereales integrales sin gluten (quinoa, mijo, avena, amaranto, trigo sarraceno, el maíz y el arroz).

6. Azúcar (muy de vez en cuando a modo de regalo).

Entretanto la paleo conlleva el consumo de grandes cantidades de carne, lo que según expertos, podría acarrear más riesgos para la salud, la Pegan es más estricta en su consumo lo que la convierte en una dieta mucho más sana. “Comer más de 200 gramos de carne (particularmente de la roja) se ha relacionado con un mayor riesgo de desarrollo de enfermedades estomacales, incluido el cáncer de intestino”, explica Burrel.

Hyman, afirma que si se lleva correctamente “la Pegan ayuda a perder peso, reducir el colesterol y prevenir el desarrollo de diabetes”. No obstante, tampoco se libra de las críticas: ya que hay disputas sobre los posibles efectos negativos que puede tener la falta de calcio proveniente de los lácteos.

Burrel, considera que “un régimen Pegan significa menos absorción de calcio en nuestra dieta, lo que puede tener consecuencias a largo plazo en la salud ósea” por lo que recomienda añadir algún suplemento.

Fuente: Elconfidencial

Comentarios