El pádel es un deporte muy popular en España en la que se suman seguidores día a día. Quienes lo juegan dicen que atrapa, así que vamos a ver qué tiene este deporte que no tengan otros.

Para iniciar, cualquier persona puede jugar a pádel, ya que no requiere tener una buena forma física. No importa la edad, la técnica, ni el nivel. Sólo necesitas una pala de pádel, de 2 a 4 jugadores, unas cuantas pelotas, una pista y ganas de entrenar y pasárselo bien.

Una de las claves de este “enganche” es que con poco nivel ya es posible jugar partidos y te diviertes desde el primer minuto.

Es un deporte sencillo de aprender que no necesita de una gran técnica para comenzar a jugar. El Pádel es sinónimo de diversión y de ejercicio.

Los juegos son muy dinámicos porque las pistas son de dimensiones reducidas y las paredes lo facilitan muchísimo. Todo el mundo puede distraerse practicándolo.

Además, ayuda a quemar un alto número de calorías, fortalecen los músculos, en especial de los glúteos, las piernas, los brazos y la espalda. Es un deporte muy completo en el que se entrena el fondo físico, lacoordinación, la velocidad y sobretodo los reflejos y la capacidad de reacción.

Requiere un alto grado de concentración ya que se juega en parejas, tiene un alto elemento social, dado que facilita el conocer gente a la vez se reduce el estrés y la ansiedad del día a día, es decir, permite ampliar tu círculo social.

El entrenamiento se comparte con otras parejas, se intercambian experiencias, participan en torneos sociales.

Como en todo deporte, si afinamos la técnica y tomamos clases, nuestra habilidad irá aumentando y podremos mejorar cada día para lograr subir de nivel.

Fuente: Nosotras

También puedes consultar:

Incluye estos ejercicios a tu rutina para ganar velocidad corriendo