Rob Kardashian, el hermano menor de las Kardashians y estrella de ‘Keeping Up With the Kardashians«, ingresó voluntariamente a un centro de rehabilitación en Florida (USA)  para seguir un programa de dos meses que le ayude a lidiar con sus problemas de alcoholismo y drogadicción.

Su decisión llega después de que su madre, Kris Jenner  y sus hermanas Kim, Kourtney y Khloé  le pidieran que buscara ayuda durante meses.

Una fuente aseguro a Vanidades que Rob mantiene una actitud muy positiva.

Su amigo Mark Behar cree fielmente que gran parte de sus problemas con las adicciones se debe a la baja autoestima que le ha generado su sobrepeso.

También puedes leer:

Descubre cómo Kim Kardashian obtiene sus fabulosas curvas

Kim Kardashian utiliza un “monitor de fertilidad” para quedar embarazada

Comenta y se parte de nuestra comunidad