Cuatro de cada cinco mujeres poseen en su cuerpo estrías, uno de los grandes males de la estética. Para tratarlas con éxito, es indispensable utilizar un tratamiento cuando aún están rojas o violáceas, dado que en esta etapa, están vascularizadas y se destruyen con mayor facilidad.

Ya cuando se vuelven blancas o nacaradas pasan a ser una cicatriz, haciéndose casi imposible eliminarlas. De hecho, en este estado solo mejoran en un 75% si se tratan, pero no se eliminan al 100%.

Efectivos tratamientos
Láser Starlux. Se trata de un láser Erbio-Yag habitualmente utilizado en hospitales para tratar las cicatrices. Este tratamiento consigue eliminar manchas, lesiones post-acné, arrugas finas y estrías. Además de provocar la formación natural de colágeno y elastina. No es un proceso doloroso. Es recomendable entre 3 y 5 sesiones. Para obtener un mejor resultado combínalo con mesoterapia a base de activos regeneradores o plasma autólogo.

Indiba + Dermipen. Este tratamiento combina los efectos del equipo de radiofrecuencia proiónica Indiba, con el bolígrafo electrónico, provisto de múltiples micro-agujas Dermicapen.
El primero eleva la temperatura de manera homogénea en la zona, para conseguir aumentar la microcirculación, la producción de colágeno nuevo y la contracción de la estría. Y la segunda para provocar micro-punciones en el tejido, que facilitan la penetración y absorción de ácido hialurónico hidratante, vitaminas y minerales reafirmantes, que ayudarán a estimular la formación de colágeno y elastina en la piel.

PRX-T33 + Fotona. Es un peeling de ácido tricloracético (TCA), al 33%, con agua oxigenada (H2O2), que se aplica mediante un masaje manual o una espátula en la zona con estrías, hasta su total absorción, lo que provoca una bioestimulación de los factores de crecimiento epidérmicos de la piel.
Luego debe ser combinado con el láser de Neodimio Yag Fotonna (en su modalidad FRAC3), para estimular la producción de colágeno y elastina, mediante la emisión de calor. Se recomienda una media de 15 sesiones.

Láser CO2RE. Es un láser fraccional que emite columnas de calor a un nivel profundo, con este tratamiento aumentarás la formación de colágeno y elastina. Deja algunas zonas de piel sin tratar, para acelerar la recuperación del tejido y minimizar así los efectos secundarios.
La piel suele quedar un poco inflamada y enrojecida durante un mes, es importante no tomar sol durante tres meses. Con una única sesión es suficiente.

Body Needling con Skinrölla. Tras limpiar y anestesiar la zona de forma tópica, se pasa por la zona un dispositivo con micro-agujas de titanio, llamado Skinrölla, que va realizando micro-punciones en el tejido, para preparar el tejido y facilitar la penetración posterior de factores de crecimiento epidérmicos -Growth Factor Serum-, y retinol -Retinol 6 TR-, lo que aumenta la síntesis de colágeno natural y la autorregeneración cutánea. Se recomiendan seis sesiones de media.

Fuente: Vanitatis / El Confidencial

También puedes consultar:
Conoce todo lo que tienes que saber sobre las estrías
¿Problemas de piel? Adelgace