A sus 81 años, Rubén Aguirre , más conocido como el Profesor Jirafales, enfrenta una dura realidad desde hace varios años, no sólo está enfermo sino que también está muy preocupado por sus gastos médicos, ya que no tiene forma de afrontarlos.

El actor culpó a la Asociación Nacional de Actores (ANDA) de no ayudarlo a pagar sus gastos médicos como, según señala, corresponde.

Por su parte, los directivos del sindicato, aseguraron que él recibió el apoyo económico que debía. La deuda del Profesor actualmente es de unos 5000 dólares. “Mientras uno tiene fuerzas y recursos para resolver su situación, pues lo hace, además porque en cuestiones de salud simplemente no cabe la espera”, dijo el actor.

Verónica Aguirre, hija del actor, afirmó a BBC Mundo que cada vez tiene menos alternativas: “A mi papá ya no lo reciben en el hospital sin una garantía de pago.”. Asimismo, dijo que hasta que pudo su padre afrontó sus deudas y que nunca quiso perjudicar a la Asociación de Actores, pero ahora verdaderamente necesita a su sindicato para poder seguir.

Sin embrago, la secretaria general de ANDA, Yolanda Ciani dijo a la agencia de noticias Notimex que “estarían atentos” a los pagos que necesite hacer tanto el actor como su esposa por cuestiones de salud. Pero su hija mantiene que esto no es así, ya que su padre se tuvo que ir de una clínica sin someterse a una cirugía de vesícula que requiere. “Salió sin haber recibido atención médica, dejó el hospital para no seguir causando gastos”, comentó.

Aguirre por su trabajo en la televisión, en el teatro y en el circo tenía un pasar muy tranquilo, pero a fines de 2007 sufrió un accidente automovilístico junto a su esposa, Consuelo Reyes. Tuvo que abandonar los escenarios y por la maltratada salud de ambos extinguió los seguros que tenía contratados para afrontar ese tipo de situaciones.

Desde el accidente, ambos están en sillas de rueda y su mujer atravesó cuatro intervenciones quirúrgicas para poder salir adelante. El perdió una pierna y además padece diabetes, tiene cálculos en la vesícula y problemas en la columna vertebral.

Decepcionado. “Mis fuerzas se acabaron, tengo 10 años luchando por este derecho, porque desde hace diez años lo he necesitado”, dijo, apenado, el actor respecto de cómo actuó su sindicato.

Fuente: Lanacion.com.ar