La Semana de la Moda de París suele brillar por sus carismáticos y extravagantes personajes. Este año, sin dudas quien se llevó todos los destellos fue la reconocida actriz de Hollywood Meg Ryan, no por su vestuario o joyas, sino por sus nuevas cirugías en la cara.

En el pasado, la actriz deslumbró con su belleza en películas como Cuando Harry conoció a Sally o Tiene un e-mail. A sus 53 años, ya no queda nada de ese rostro fresco y juvenil.

Persiguiendo los pasos de muchas otras estrellas que le temen al paso del tiempo, Ryan se sometió a diversas cirugías que prácticamente le deformaron el rostro.

Al prestigioso evento parisino llegó con unos lentes oscuros que impedían distinguir los retoques. Posteriormente, para ir al desfile del diseñador libanés Georges Chakra optó por llegar con la cara al descubierto. Inmediatamente los flashes se posaron sobre su nuevo rostro sin arrugas y estirado.

Asimismo, las redes sociales hicieron eco de este radical cambio e iniciaron a circular decenas de memes a modo de burla. Tanto que en cuestión de horas se convirtió en tendencia mundial en Twitter.

Pero las cirugías no es algo nuevo para Ryan. Ya que en los 90 se había inflamado los pómulos y hecho algunos retoques en los labios.

 

Fuente: msn