En vacaciones o días libres es muy común que se aumente el consumo de comidas fuera de casa, por ello que a continuación le damos un decálogo de USDA (United States Department of Agriculture). Para evadir las comidas con calorías vacías y elegir platos más nutritivos e inocuos.

A continuación te damos  10 consejos para escoger qué comer y cuidar la alimentación fuera de casa:

1.- Elige tus bebidas: prevalece el consumo de agua o selecciona bebidas desnatadas, bajas en grasas o sin azúcares añadidos para acompañar tus comidas.

 2.- Inicia con una ensalada: para sentirte saciado fácilmente, puedes elegir ensaladas, pero no olvides consultar por el aderezo y evitar las salsas cargadas de grasas y azúcares o utilizar una porción reducida de la misma.

 3.- Comparte el plato principal: si el plato principal es de gran tamaño, compártelo con compañeros, amigos o familiares que se hallen en la mesa, de lo contrario, consulta por porciones reducidas o platos pequeños para que lleven a tu mesa.

4.- Opta por un aperitivo como plato principal: si buscas disminuir las porciones de alimentos ingeridas, elige un plato de entrante o aperitivo como primer plato, ya que tienen un tamaño pequeño y se sirven en platos más pequeños que las opciones que se ofrecen como primeros platos.

 5.-   Lleva tus snacks envasados: frutas o vegetales frescos lavados y cortados, bocadillos de queso fresco desnatado, frutos secos o semillas sin sal u otras opciones pueden ser transportadas en envases pequeños para comer entre horas cuando estás fuera de casa y así, evade los snacks comerciales que suelen tener más calorías, grasas, azúcares y sal que éstas opciones caseras y saludables.

 6.-   Llena tu plato de frutas y vegetales: selecciona para comer opciones ricas en frutas y verduras varias y evita las salsas o aderezos a base de nata, mantequillas o mayonesas. De postre, siempre la mejor opción es la fruta fresca.

  7.-  Observa las calorías, grasas, azúcares y sodio: si vas a comprar tus platos, puedes visualizar el etiquetado de los mismos o tal vez, en un menú se detalle la información nutricional de las opciones y tú puedes seleccionar observando muy bien las calorías, el contenido de grasas, azúcares y sodio de cada alternativa.

 8.-   Evade los restaurantes buffet: si logras comer todo lo que quieras y tienes gran variedad de elecciones para consumir, de seguro comerás más, por ello, obvia los restaurantes de buffet libre si quieres controlar la cantidad y la calidad de lo que comes.

9.-    Opta por cereales integrales: si vas a comer un bocadillo, un sándwich o una pasta, puedes seleccionar panes, fideos o tortillas integrales, que poseen más fibra, exigen más masticación y sacian más que las versiones refinadas.

 10.-   No te unas al “club del plato limpio”: el “club del plato limpio” señala nuestra tendencia a consumir todo lo que ponemos en un plato, y si bien no es fácil frenar cuando ya estamos satisfechos, lo ideal es comer despacio, dejar de comer alimentos antes de acabar con todo lo que hay frente a nosotros y llevarnos el restante para guardar en el refrigerador, en el congelador o para componer otra comida completa.

Con estos  consejos que envuelven el decálogo para cuidar la alimentación fuera de casa que puedes utilizar en época de vacaciones o durante todo el año si te toca comer lejos de casa porque estás en el trabajo en horario de la comida.

Funete: vitonica

También puedes consultar: 

Consejos alimenticios para cuidar la alimentación en verano