La fibra dietética puede ayudar a reducir el colesterol. También puede ayudar a prevenir la enfermedad del corazón, diabetes y ciertos tipos de cáncer. El comer alimentos con un alto contenido de fibra puede ayudar a aliviar algunos problemas de estreñimiento, hemorroides, diverticulosis y síndrome de intestino (colon) irritable.

Las recomendaciones señalan un consumo de aproximadamente 30 gramos de fibra por día, la cual se debe incorporar a la dieta progresivamente, pues un incremento repentino, así como su consumo excesivo puede originar molestias gastrointestinales severas.

Fuente: es.familydoctor.org