El aceite de jojoba posee muchas propiedades cosméticas desconocidas para la mayoría, pero hoy te contamos cuáles son y cómo aplicarlo.

La jojoba es una planta nativa de Arizona y del sur de México, la Simmondsia chinensis, es considerada una verdadera bendición para el mundo de la belleza. Durante siglos, los indios americanos nativos, la han usado con excelentes resultados para el cuidado de la piel: su contenido de tocoferoles, de hecho, dan a este producto un alto poder antioxidante natural. El aceite de jojoba definido, presenta una consistencia más análoga a la cera líquida ya que no contiene glicerina. Se absorbe sencillamente y no deja la piel grasa.

Nutre el cabello

El aceite de jojoba es ideal para nutrir el cabello seco: se emplea sobre el cabello y se deja actuar media hora. El aceite de jojoba lo podemos comprar en herbolarios o tiendas especializadas, es un producto que no requiere extenderse mucho, ya que con poca cantidad se consiguen resultados espectaculares.

Nutre la piel

Gracias a su contenido en antioxidantes naturales, el aceite de jojoba se puede aplicarlo por la noche en el área alrededor de los ojos y los labios: ayuda a minimizar las líneas de expresión y deja la piel suave y humectada. Igualmente puedes añadir unas gotas a tu crema.

Limpia la piel grasa

Es un producto sin grasa que se absorbe rápidamente y no cierra los poros. Por lo que se puede usar perfectamente en pieles grasas o mixtas. El aceite nos ayuda a regular la producción de sebo y reducir impurezas.

Calma las irritaciones

La piel más sensible, a menudo es objeto de enrojecimiento y decapilares rotos, fundamentalmente durante la temporada de frío, el aceite de jojoba posee un importante efecto emoliente y calmante. Igualmente nos ayuda a proteger nuestra piel contra los factores externos que nos irritan la piel.

Contrarresta las estrías

El aceite de jojoba es igualmente útil para contrastar las antiestéticas estrías. Aplica en la palma de tu mano una pequeña cantidad de aceite para hacer un pequeño masaje en las zonas problemáticas. Luego de 2 semanas de uso, ¡ya se puede ver el aumento de la elasticidad de la piel!

Para después de la depilación

Depilación con cera, con maquinilla de afeitar o depiladora, sea cual sea el método que se usa para eliminar el vello no deseado, es posible que la piel sufre y se enrojece. Para calmar la piel, extiende una capa fina de aceite de jojoba en la piel: alivia la irritación y acelera la curación de cortes menores.

Fuente: Ellahoy

También puedes consultar: 

Tampones ¡Úsalos correctamente!

Desinflama tus ojos con estos tips