Te decimos algunos beneficios de las lentejas para que las incluyas en tu alimentación:

  • Son buenas para la digestión. Las lentejas aumentan tu sensación de saciedad con muy pocas calorías, por ende te ayudan en la pérdida de peso. La cantidad de fibra que contienen previene el estreñimiento y promueven la regularidad de un sistema digestivo saludable.
  • Excelentes para el corazón. El Centro para el Control de Enfermedades (CDC) recomienda consumir 400mg de ácido fólico cada día, sobre todo para las mujeres en edad fértil. Y es que el folato es esencial para prevenir defectos de nacimiento. Diversos estudios han demostrado que consumir alimentos ricos en ácido fólico (como; lentejas, espárragos o aguacate) durante un año antes del embarazo, reduce hasta un 50% las probabilidades de tener un parto prematuro.
  • Son de mucha ayuda durante el embarazo. Aunque no está tan presente como el hierro o el manganeso, las lentejas aportan selenio, un mineral no muy frecuente en nuestros alimentos ¿Qué aporta el selenio? Previene la inflamación, reduce las tasas de crecimiento de los tumores y mejora la respuesta del sistema inmune a la infección. También ayuda a desintoxicar el organismo de algunos compuestos relativos al cáncer.
  • Son buenas contra el cáncer. Tener falta o deficiencia de hierro es uno de los motivos de sentir fatiga, ya que afecta a la forma que el cuerpo usa la energía. Para luchar contra ella, sobre todo en el grupo más sensible (mujeres con edades comprendidas entre los 18 y 50 años), incluir un buen plato de lentejas en tu dieta puede ser la mejor opción.

Lentejas ¿Qué contiene una taza?

Una taza de lentejas contiene:

230 calorías, 18 gramos de proteína, 1 gramo de grasa, y 40 gramos de carbohidratos, lo que te proporciona el 90% de tu requerimiento diario de ácido fólico, 37% de hierro, 49% de manganeso, el 36% de fósforo, 22% de tiamina, 21% de potasio y 18% de la vitamina B6.

Fuente: Muy Interesante