Alcanzar salud emocional y que sea óptima es la clave para sentirnos felices y plenos, la felicidad se relaciona con una buena calidad de vida y un estado de salud integral que incluya la dimensión física, mental y espiritual.

Las personas emocionalmente sanas tienen el control de sus pensamientos, sentimientos y comportamientos, se sienten bien consigo mismas, tienen buenas relaciones interpersonales y pueden poner los problemas en perspectiva para saber dejarlos de lado y sobreponerse a ellos.

La conferencista y Coaching Ontológico Maru Pacheco, nos brindará algunos tips que nos pueden ayudar a lo que todo ansiamos en el aspecto emocional.

Pacheco expone que para mantener la salud emocional debemos comenzar a darnos cuenta cuales son los espacios que visitamos diariamente desde nuestro lenguaje y desde nuestras emociones. Una de las formas de monitorearnos cuáles son las conversaciones que estamos teniendo a diario.  “El primer paso para comenzar es darnos cuenta de qué nos estamos haciendo adictos o a qué estamos adictos. Es una forma de poder parar el automático de lo que estamos haciendo todos los días y poder llevar nuestra mirada hacia adentro y darme cuenta en ese momento qué es lo que en ese instante estoy experimentando o visitando. Muchos de ellos acompañado de un lenguaje, a veces empoderador y a veces no tanto”.

La conferencista indica que una de las cosas que más afectan la salud emocional son esas adicciones a las cuales nos hacemos esclavos. Un ejemplo sería, el hablar de las cosas malas es importante darse cuenta de la calidad de las conversaciones, porque somos adictos a lo que no controlamos. Y cuando ya la persona no controla algo, no importa que soy adicto a eso, la manera de salir de un espacio repetitivo es primero dándome cuenta y aceptando que estoy en ese espacio para hacer cosas diferentes que me permitan salir.

“Una cosa es aceptar, hay que entender que hay circunstancias que nos rodean pero yo he decidido hacerme cargo del metro cuadrado en el que yo tengo un margen de acción. Y cuando acepto lo que está sucediendo en circunstancias exteriores en las que no tengo poder, ni control, entonces me hago cargo de lo que está más cerca de mí”, añade.

Pacheco parte del principio del  “yo me encargo de  mi metro cuadrado y tu del tuyo, así nos vamos ocupando de pequeños espacios para lograr ser un espacio más colectivo”.

Del mismo modo, señala que enestos momentos en el colectivo hay conversaciones, foco en muchos pensamientos que lejos de empoderarnos nos debilitan.

La especialista define el empoderamiento como una sensación maravillosa que se produce cuando la persona se da cuenta que tiene la capacidad de controlar algunas cosas y que tu puedes cambiar ese pequeño espacio, ese universo tuyo.

Tips para a la salud emocional

Identificar qué cosas producen pasión o energía. Lo cual varía mucho, ya que “hay personas que producen energía y endorfinas entrenado algún deporte. Hay otros que lo hacen escuchando música o frente a la cocina haciendo platos para atender a la familia, o aquellos que consiguen espacio en la lectura. Pero lo más importante es que identifiques cuáles son las actividades te hacen sentir mejor y que te dejan esa sensación de saborearte como si se tratara de un buen plato y te llene de toda esa energía positiva”, explica.

Igualmente, para poder actuar sobre las emociones hay que entenderlas, es cómo nacen ellas en el cuerpo no es simplemente que una emoción es algo etéreo, pues no lo es. Hay que entender que es un proceso que comienza con los pensamientos, que el tipo de pensamiento que se tenga va a emanar una orden hacia el cerebro y el hipotálamo y que allí se van a producir los impulsos químicos, las moléculas se van adueñar de cada de tus células y esa va a ser la respuesta que va a dar tu cuerpo. “Si piensas mal, tu pensamiento negativo, transforma en negativo la bioquímica del cuerpo y viceversa”, explica.

“Entonces, cuando logramos entender eso, tenemos que estar más pendientes de cada uno de los pensamientos que guardamos para nosotros. De cuáles son los que les damos más tiempo, más energía, porque somos nosotros los que le damos energía”, señala.

Para finalizar, recalcó la importancia de darnos cuenta de la capacidad, y que la salud emocional tiene que ver con la salud de los pensamientos, que incluso tenemos que hacer dieta mediática y a qué medios nos exponemos.

Para quienes deseen profundizar sobre este tema pueden ingresar Instagram y Facebook Marupacheco y en twitter @hoyaprendíque