Desde hace un tiempo por diversos motivos se escucha hablar de entrenamientos interválico de alta intensidad o HIIT (high intensity interval training) y de otras variantes análogas. Este tipo de ejercitación, que se puede efectuar al aire libre o en casa, se ha tornado habitual en la preparación física de muchas chicas y si bien posee muchas ventajas, igualmente esconde algunas cuestiones que debemos tener presente.

El HIIT es un adiestramiento físico con mucha implicación cardiovascular donde  se alterna períodos cortos de tiempo de ejercicio intenso con otros períodos cortos de recuperación. La duración total de una sesión puede oscilar dependiendo de la variante que entrenemos, si bien podríamos decir que, la preparación de intervalo propiamente dicho, podría durar, siendo eficiente unos 15 o 20 minutos.

Lee: Cómo iniciar un entrenamiento con ¿cardio o con ejercicios de fuerza?

Aunque, es muy interesante la idea de ponerse en forma entrenando solo 15 minutos, pero desde luego que es errónea. Como todo entrenamiento se requiere una correcta entrada en calor y progresión, lo que por supuesto conlleva dedicarle tiempo. Y posterior al HIIT precisamos una vuelta a la calma a la que debemos entregarnos otros tantos minutos.

Aun así, realizándolos apropiadamente, siempre es correcto la supervisión de un profesional competente,  una preparación puede ocuparnos unos 40 o 30 minutos al menos, si quisiéramos ejecutarlo  de forma inteligente, sin saltarnos el warming up o el cool down.

Entre sus numerosos beneficios podemos citar:
  • Gran gasto calórico. 15 minutos de HIIT queman muchísimas más calorías que si dedicásemos el mismo tiempo a correr o hacer bici, por citar algunos ejemplos.
  • Notable mejora cardiovascular.
  • Enciende el metabolismo, lo acelera, por lo que aún horas luego de entrenar seguiremos quemando calorías.
  • Promueve efecto anti-aging, estimula en gran medida la hormona de crecimiento.
  • Fortalece y tonifica nuestra masa muscular.
  • Mejora la resistencia y la fuerza.
  • Combate el estrés; es una acción muy intensa por lo que no poseemos tiempo para desviar nuestro pensamiento hacia estímulos externos a los de la práctica, recuerdos inoportunos o preocupaciones.

kardio-dlya-pressa

Por otro lado, requerimos ser conscientes de que el HIIT es una actividad exigente y muy intensa, por lo que precisamos una forma física básica o moderada y unas articulaciones sin problemas. Hay que aprenderse las progresiones, ejecutar la técnica de los movimientos de modo acertado y ser firmes en su práctica.

El HIIT es una herramienta muy atractiva para ponernos en forma y conseguir objetivos como perder o conservar el peso, optimizar resistencia cardiovascular, fortalecer y tonificar nuestro cuerpo.

También puedes Consultar: ¿En que consiste un entrenamiento consciente?

Fuente: Nosotras