Octubre es el mes de concientización sobre la diabetes, una enfermedad muy correspondida precisamente con nuestra dieta. Según datos de la American Diabetes Association, el 12.8 % de la comunidad hispanidad en los Estados Unidos padece de diabetes, por eso es tan significativo estar informados y saber cómo conservar la enfermedad bajo control. Por ejemplo, es clave saber que el peligro de padecer de diabetes tipo 2 está directamente vinculado con el estilo de vida y los costumbres de alimentación.

Diferentes estudios han concluido que la población hispana de los Estados Unidos posee un por ciento más elevado de prevalencia de esta enfermedad en balance con las personas no hispanas de raza blanca. Los resultados de una investigación publicada actualmente muestran inclusive que los porcentajes varían para distintos grupos de poblaciones latinas, y en dependencia de otros elementos como el tiempo que llevan viviendo el país.

El 16.9 % del total de los hispanos sufría de diabetes, pero los mexicanos encabezaban la lista con un 18.3 de su población, seguidos por los dominicanos con 18.1 y los puertorriqueños con 17.1, mientras los cubanos poseían menos casos con el 13.4. ¿Será que los platos específicos de cada país intervienen en el incremento o reducción del factor de riesgo? Sería bueno indagar, pero es indiscutible que el sabor la cocina latina y el dulzor de sus postres posee mucho que ver con las causas de la diabetes tipo 2.

En el sitio de la American Diabetes Association, Se encuentran muchas recomendaciones para evitar la diabetes o controlar la enfermedad que hacen énfasis en la selección de una dieta balanceada rica en frutas y verduras. La dietista y nutricionista registrada Marina Chaparro, quien al mismo tiempo se especializa en educar al público sobre la diabetes, te enseña en este video en qué consiste el “método del plato”, un recurso para regular lo que consumimos.

alimentacion-2

Lee: Alternativas para agregar calcio a tu dieta 

Pero asimismo se pueden usar algunos trucos saludables para no desistir por completo a nuestros sabores. Estos son solo algunos:

Arroz integral. En lugar de renunciar al arroz, reemplázalo con el integral o con otros granos con alto contenido de fibra dietética que no incrementan violentamente los niveles de azúcar en la sangre.

Agave. Endulza con este sirope natural en lugar de usar azúcar refinada o cualquier de los sustitutos artificiales. El sirope de agave no es, como se ha asegurado erróneamente, una cura para la diabetes, pero sí es una opción más saludable y posee un índice glucémico más bajo. Pero como con cualquier otro edulcorante, controla su consumo.

Tortilla de maíz. Siempre que puedas elegir, rechaza las tortillas de harina de trigo refinada y escoge las de maíz o las de harina integral. Los tacos no van a ser menos deliciosos.

Pan. Ya sean las tortas mexicanas, las tripletas boricuas o los chivitos uruguayos, por solo referirse tres de ellos, a los hispanos nos encantan los sándwiches. Y para impedir o controlar la diabetes no tienes que desistir a ellos, solo comerlos con moderación y optar por panes integrales y de otras harinas más complejas además de la de trigo.

También puedes consultar: Las dietas estrictas logran que ganes más peso 

Fuente: Siempremujer