Muchas veces trabajar en equipo se convierte en un verdadero dolor de cabeza en las organizaciones, pues resulta complejo congeniar talentos, temperamentos y objetivos cuando no hay un líder.

Precisamente ésta es una de las claves principales para lograr eficientemente trabajar en equipo: tener un líder, que sea reconocido por todo el equipo como tal, capaz de motivar, supervisar y moderar el equipo, y por supuesto, que esté bien concentrado y enfocado en los objetivos que se pretenden lograr.

Lea: Consejos para mejorar tu ambiente laboral

También es necesario combinar cualidades y competencias a la hora de conformar los equipos para que sean eficientes. La selección de las personas adecuadas es clave para evitar el individualismo y la competencia mutua.

trabajo-en-equipo-a-tu-salud

Fomentar un clima apropiado para el trabajo en equipo es la tercera clave. Todos deben estar comprometidos con el proyecto,  pero además, debe estar claro quién y cuándo se tomarán las decisiones, cuáles son las metas y en qué ayudará cada miembro para que el trabajo fluya.

Lea: Las peores reglas en una oficina 

Otras claves son: 

Promover el diálogo abierto. Un ambiente colaborativo facilitará la libre expresión de ideas y opiniones.

Cooperación. Todos los miembros deben estar comprometidos con los objetivos que se desean aportando lo más posible para el logro de ellos.

Celebrar el trabajo realizado. Es importante reconocer y recompensar a los miembros que sobresalgan. No es necesario dar un incentivo físico, simplemente reconocerlo.

Puesto que todas las personas tienen problemas cuando se trabaja en grupo, la forma de resolverlos hace la diferencia. El éxito de los equipos de trabajo depende de la compenetración, comunicación y compromiso que tengan los miembros, ya que todo esto logra que las actividades fluyan más rápida y eficientemente.

Fuente. Iván Mendoza. UTEL Editorial

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad