Continuamente estamos revelando nuevas formas de entrenamiento con distintas técnicas y aparatos que nos ayudarán a lograr mejores resultados. Es cierto que muchas veces se mezclan técnicas y ejercicios que nada tienen que ver entre sí. Por ello en este artículo deseamos detenernos en este punto, sobre todo en puntos a tener en cuenta que no es bueno mezclar para obtener un buen objetivo.

Es cierto que las nuevas técnicas de ejercicio en la mayoría de los casos son muy beneficiosas para el desarrollo muscular, pero es trascendental saber los puntos clave de cada técnica. No es bueno combinar lo mejor de cada una de ellas y ponerlo en práctica, que es lo que hacen muchas personas, colocando en riesgo su cuerpo sin darse cuenta. Por ello nos vamos a detener en algunos aspectos de esta usual confusión.

Exceso de cargas

El exceso de cargas en muchos ejercicios empleando técnicas de otras modalidades es un error de lo más frecuente. El entrenamiento explosivo y rápido como el Crossfit está muy de moda y muchos son los que acuden a esta práctica para moldear su cuerpo, pero hay que tener en cuenta que se trata de ejercicios rápidos y seguidos en los que apenas el cuerpo posee la capacidad de recuperación. Por ello es importante adecuar las cargas y no ser bestias manipulando las mismas que solemos emplear en un entrenamiento normal y más tradicional.

Lee: Ejercicios funcionales 7/ 8

crossbox69-4

Ejercicios en un medio inestable

Lo mismo sucede con ejercicios que se realizan sobre un medio inestable como el bosu, la fitball, el TRX o cualquier elemento inestable. El exceso de carga en estos casos nos obligará a ejecutar mal el ejercicio y por lo tanto a poner en riesgo nuestra salud. Es importante tener claro que para elevar cargas pesadas es preciso que tengamos un fuerte punto de apoyo con el cuerpo. Si no es así, lo mejor es saber adecuar las cargas a la actividad.

Plataformas vibratorias

La plataformas vibratorias son otra tendencia en entrenamiento, pero muchas personas no las manejan de forma adecuada, ya que siempre debemos apoyarnos con las piernas, no con otras articulaciones como las caderas, los brazos,  que lo único que puede ocurrir es que nos hagamos daño a la larga, pues estas partes no están preparadas a este impacto y por ello es importante dejarnos guiar por un especialista que controle a la perfección su uso.

Electro estimulación

Un poco lo mismo ocurre con la electro estimulación. En la actualidad los chalecos estimuladores están muy de moda. Se trata de un tipo de gimnasia pasiva que debe ser siempre supervisada, pues no hay que olvidar que es un estímulo externo que no controla el organismo, por lo que el daño que nos podemos hacer si manejamos un estímulo elevado es grande. Muchas personas ejecutan con estos chalecos rutinas convencionales con cargas altas. Esto puede ser un error, ya que la intensidad que le damos al músculo será muy elevada si sumamos ambas, la del chaleco y la del ejercicio en sí.

También puedes consultar: Crossfit :Un sistema completo de entrenamiento 

Fuente:  Vitónica