Si tienes esa molesta área, mejor conocida por papada, los siguientes ejercicios te ayudarán a ponerle punto final al problema. Si eres disciplinada y constante verás pronto los resultados. Young female touches her neck, white background

También puedes consultar: Ejercicios. Adelgaza tu rostro

  • Abre la boca. Un ejercicio efectivo es abrir tu boca lo más que puedas y luego saca la lengua lo más que puedas, tratando de tocar la barbilla con tu lengua. Mantén esta posición contando hasta 10 y repite 10 veces. Al hacer este ejercicio, sentirás que tus músculos de la papada y el cuello están endureciendo.
  • Cabeza colgando. Acuéstate en una cama o un sofá con tu cabeza colgando sobre el borde. Levanta la barbilla hacia el pecho. Mantén la contracción cotando hasta 10 y luego baja lentamente la cabeza hacia la posición de partida. Repite 10 veces y luego relájate.
  • Barbilla levantada. Este ejercicio ayuda a fortalecer y apretar los músculos de la cara y el cuello. De pie Papada 2con la espalda recta y el cuello. Levanta tu barbilla hacia el techo y frunce los labios en una posición de besos exagerados y mantener contando hasta el 10. Repite 10 veces. Verás como te ayuda a eliminar la papada.
  • Torcer el cuello. De pie, con la columna vertebral recta. Da vuelta a tu cabeza a un lado para que tu barbilla esté paralela a tu hombro. Tus ojos deben mirar a un lado, también. Lentamente rodar su cabeza hacia abajo, a continuación, hasta el otro lado. Repite 10 veces.
  • Ejercicio con el platisma. Este ejercicio trabaja el músculo que corre por debajo de la mandíbula a lo largo de tu cuello y se llama platisma. Párate con tu cuello erecto. Aprieta los tendones de la mandíbula tirando tus labios a lo largo de tus dientes y girar las esquinas de la boca hacia abajo, casi como si estuvieras frunciendo el ceño. Mantenga esta posición durante 10 segundos y luego relajar. Repite el ejercicio 10 Papada 3veces.
  • El ejercicio de pelota de tenis. Pon una pelota de tenis contra tu garganta y mantenerlo allí con tu barbilla. Presiona tu barbilla contra la bola con fuerza, a continuación, suelta ligeramente. Repita 10 veces.

También puedes consultar: Cuello, una zona olvidada

Fuente: La Prensa