Un platillo perfecto para utilizar las pechugas de pollo (sin hueso o aplanadas) que tengas en casa y añadir un toque de sabor y textura inesperado.

Ingredientes
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 lata de crema de espárragos Herdez
  • ¼ taza de leche
  • El jugo de 1 limón
Preparación

Calienta el aceite de oliva en un sartén mediano. Coloca ¼ de la pechuga de pollo (sin hueso) y cocina por 10 minutos o hasta que adquiera un color dorado por ambos lados.Vierte la crema, la leche, el jugo de limón, sal y pimienta al gusto. Espera a que hierva.Baja la flama al mínimo, cubre el sartén por 5 minutos o hasta que el pollo esté listo (suave y jugoso).Puedes acompañar con calabacitas asadas, champiñones y adornar con ralladura de limón.

Fuente: Imujer