Los especialistas en nutrición afirman que se trata de una bebida nutritiva, saludable y con la capacidad de ayudarte a adelgazar. Si bien el limón es ácido, cuando se combina con agua a cierta temperatura limpia el organismo y se convierte en un aliado alcalinizante muy efectivo.limon

También puedes consultar: Moringa: Conoce sus propiedades medicinales

¿Cómo actúa el jugo de limón?
Para obtener los resultados es importante que el jugo se añada recién exprimido y que provenga del fruto. El agua ha de estar tibia porque si la temperatura es demasiado elevada puede destruir las enzimas y nutrientes del limón.

Según la doctora nutricionista Susan Brown, autora del libro “Ácido alcalino. Guía de alimentos”, si una persona lleva una dieta demasiado alcalina los órganos principales (pulmones, riñones, etc.) deben tomar los minerales alcalinos de los huesos, los tejidos y los músculos con el fin de equilibrar los niveles de pH.

Limon 1¿Por qué caliente?
Beber una taza de agua con limón en ayunas todas las mañanas puede ayudar en muchos aspectos:

Adelgaza. Esto se debe a que ayuda a quemar grasas y, por ende, a perder peso. Sobre todo es bueno para aquellos que tienen grasa acumulada en el abdomen. También los médicos indican que esta técnica aumenta el proceso de desintoxicación de residuos que muchas veces no permiten alcanzar el peso deseado.

Mejora la digestión. Si tienes problemas para digerir los alimentos y todo “te sienta pesado” el agua con limón te puede ser de mucha ayuda. Evitarás así el malestar general, la sensación de debilidad y la hinchazón. Este cítrico puede mejorar el funcionamiento digestivo, ya que sus ácidos y enzimas se mezclan con los del estómago y facilitan los procesos de degradación de la comida.Limon2

Estimula el hígado. Gracias a su contenido de potasio el agua con limón disuelve el ácido úrico, entre otras sustancias que intoxican este órgano. Son eficaces también para tratar problemas de la bilis (principales causantes del dolor de cabeza, pérdida de apetito y estreñimiento). Se aconseja a las personas con enfermedades hepáticas beber un vaso de agua tibia con zumo de limón una hora antes de desayunar todos los días.

Trata el mal aliento. La halitosis es un problema muy habitual y está causado por las bacterias que se acumulan en la boca. El limón disminuye el mal aliento por las mañanas. Una vez que se termina de beber es preciso enjuagarse la boca con agua templada para evitar que el ácido erosione el esmalte dental.

También puedes consultar: Puré de auyama para tratar la inflamación de la vesícula

Fuente: Mejor con Salud