La hidroterapia es la utilización del agua con fines terapéuticos, ejemplos de su uso son las envolturas, las compresas, las duchas, los chorrosblog-icon_red y baños. Bebes 1

También puedes consultar: Beneficios de una piscina climatizada a la salud

Dentro de las posibilidades de tratamientos de la hidroterapia se encuentra la hidrocinesiterapia, definida como la “acción fisiológica y terapéutica de la movilización con ejercicios en el agua”; es decir la terapia en piscina.

El cuerpo dentro del agua se enfrenta a un cambio de leyes físicas que facilitan el proceso de recuperación y el movimiento. Gracias al principio de flotación el cuerpo disminuye su peso aproximadamente un 90% con una inmersión hasta la barbilla, esta condición facilita el movimiento y el input sensorial, la estabilización de las articulaciones específicas y el soporte a las habilidades del tronco proporcionándole estabilidad. Además la presión hidrostática ejerce compresión directa sobre organismo sumergido que es proporcional a la profundidad y densidad del agua, esta condición facilita el ejecutar ejercicios asistidos o resistidos en las extremidades, sin carga sobre músculos y articulaciones.

También puedes consultar: 5 ejercicios para practicar en la piscina

Existen numerosos accesorios como por ejemplo los pull-boy, las manoplas, las tablas de flotación, las ligas de resistencia, las pesas entre otros; destinados a mejorar el rendimiento del paciente en rutinas terapéuticas en piscinas tales como:

  • Los ejercicios de puesta en carga progresiva y reducación de la marcha.
  • Los ejercicios asistidos, libre y/o resistidos.
  • Los ejercicios de re-educación neuro-motora.
  • Los ejercicios de potenciación muscular

Para que conozcas un poco más sobre esta terapia en piscina no te pierdas el siguiente video:

Fuente: Fisioactiva