Si notas que tu cabello ya no es el mismo desde hace un tiempo, no te asustes, es algo más normal de lo que parece. Para que esto suceda hay una gran variedad de factores que pueden hacer que cambie y estos son algunos de los motivos más comunes:Cabello 1

También puedes consultar: Masaje antifatiga para tu rostro

Estrés. Un mal momento personal o la presión en el trabajo. Hay muchas situaciones que sabemos te generan estrés. Y la pérdida de cabello puede ser una consecuencia meses después de ese evento tan estresante. La buena noticia es que no es permanente, y que el pelo  volverá a crecer después de unos meses, siempre y cuando regrese su estado de tranquilidad y serenidad.

Abusar del calor. Tu secador, la plancha o el rizador son los principales culpables de un pelo roto, sin vida y encrespado. No tanto por los aparatos, sino por el calor que desprenden. Además, ese calor puede estropear el color. Así que escoge herramientas con tecnología iónica o de cerámica, asegúrate de bajar la temperatura y utilízalos con el cabello seco, ¡Nunca mojado!

Tratamientos químicos. Decolorar el cabello lo debilitará y le dará una textura más seca, más o menos áspera y porosa. Otros tratamientos como el alisado de keratina o el brasileño (que supuestamente hidratan el cabello) pueden acabar provocando el efecto contrario y cambiar la textura de tu cabello.

Genética y envejecimiento. El pelo canoso se debe a una acumulación de peróxido de hidrógeno en el eje del pelo y que destruye pigmento. La edad en la que esto ocurre depende de la genética de cada persona. Además, tu ADN es el que decide cómo será la textura y el color de tu cabello y cómo de bien envejecerá tu cabellera. Ten en cuenta que el color y el brillo del pelo cambia un poco cada década y que el diámetro de tu cabello también crecerá más pequeño.Dandruff

A causa de problemas médicos. El cabello que de repente es más fino puede ser un síntoma externo de que algo va mal dentro del cuerpo. La anemia (niveles bajos de hierro en sangre), los insuficientes niveles de vitamina D o sufrir de tiroides pueden provocar la caída del cabello. Además, si tu dieta no contiene los nutrientes suficientes, puedes notar un cabello más fino, y los pacientes que están siendo sometidos a dietas a largo plazo o las que ingieren más de uno o dos zumos al día para depurar pueden ser más propensas a experimentar la caída del cabello.

Embarazo. En ese periodo, el pelo suele lucir más grueso, más brillante, y cambia la textura. Esto se debe a los niveles más elevados de estrógeno, que prolongan la fase de crecimiento del pelo. Después de la gestación, muchas mujeres recuperan el peso y notan como se les cae el pelo. Afortunadamente, las cosas vuelven a la normalidad con el nuevo ciclo.

También puedes consultar: Acné a los 30… ¿Qué hacer?

Fuente: Womens Health