Se dice que desde hace mucho tiempo el agua es uno de los elementos más purificadores que hay en la tierra, limpia y contiene propiedades curativas.

En la medicina, el agua se utiliza para eliminar infecciones e inflamaciones. Cura de modo más eficaz y es más económica que muchos remedios más avanzados.

Por ello hoy en día uno de los tratamientos más efectivos para el cuerpo es la hidroterapia. Algunas enfermedades o trastornos que ayuda a aliviar son:

  • Artritis severa
  • Fibromialgia
  • Dolores en general
  • Trastornos del sueño
  • Fatiga
  • Ansiedad

 

beneficios-a-tu-salud

Foto: Alejandro Córdoba

Si el músculo sufre algún dolor y tiene limitación de movimiento, este tipo de terapia puede ayudar 

También puedes consultar: VIDEO / Piscina terapéutica

Más efectos de la hidroterapia

Con agua caliente 

Sobre el tejido conjuntivo: Aumento de la elasticidad.

Efecto sedante: Con aplicaciones muy calientes y cortas puede provocar insomnio. Con calentamientos prolongados puede provocar fatiga.

Aumento de la temperatura y la vasodilatación capilar: Si se hace una inmersión, la temperatura de la piel se eleva  entre 0.5 y 3 grados C, produciendo un aumento de todas las funciones orgánicas por sobrecalentamiento.

Analgesia: Se puede sentir disminución de la velocidad de conducción nerviosa, disminución de la contractura muscular y la liberación de endorfinas.

Con agua fría: 

  1. Descenso de la temperatura local de la piel  y tejidos subyacentes.
  2. Disminución de la pérdida de calor.
  3. Aumento del umbral del dolor (es decir, de la tolerancia al dolor).
  4. Prevención de edema por descenso de la permeabilidad.
  5. Reducción de la excitabilidad de las terminaciones nerviosas libres.
  6. Retraso en el proceso de cicatrización en aplicaciones prolongadas.

Fuente: Terapia-física