Trastornos como el estrés o la ansiedad provocan que el cuerpo pida un tipo de alimentación diferente, lo que afecta de una manera poco saludable tu peso, haciéndote engordar.

Pero, sabes cuáles son las emociones que te impulsan a comer más grasas y carbohidratos de lo normal? A continuación te las decimos:

  1. Ansiedad. Este problema te provoca la sensación de un aumento de apetito, por lo que hace que sea más frecuente que tengas necesidad de picar algo entre horas. Lo malo de este hábito es que no sueles picar cualquier cosa, sino que te inclinas por alimentos ricos en grasas para provocar una mayor sensación de placer.
  2. Frustración. Si sufres de este pesar seguro te refugias en la comida, es una vía rápida para mejorar tu estado de ánimo. En este caso, los problemas relacionados con la frustración también afectan a la forma en la que comes.
  3. Estrés. El estrés es otro trastorno que tiene grandes implicaciones en tu alimentación. De hecho, indican los expertos, las mujeres que padecen estrés postraumático tienen más posibilidades de sufrir problemas de obesidad o sobrepeso.

Fuente: Bolsamanía
También puedes consultar:

Cómo las emociones afectan al organismo

90% de las enfermedades provienen de las emociones