Lograr el orgasmo es una práctica muy placentera, principalmente cuando sucede durante un momento de verdadera intimidad con tu pareja. No obstante, algunas veces los orgasmos pueden ser pocos o parecer algo lejano, quizá no son tan intensos y fuertes como nos gustaría que fueran.

Si te identificas con la situación, no te preocupes; a veces necesitamos hacer “pequeños ajustes” para lograr alcanzar el clímax, por tal razón te invitamos a considerar lo siguiente:

Jamás finjas

Muchas veces las mujeres, y hasta los hombres, fingen el orgasmo porque no quieren herir los sentimientos de su pareja. Si bien esta desilusión viene desde un espacio de amor, no deja de ser decepción y puede ser destructiva. Tu pareja no asimilará cómo darte placer y lo más seguro es que cada vez te sientas más y más molesta por no lograr el orgasmo, lo que acabará arruinando lo sexy del momento.

Pide lo que quieres

En vez de fingir el orgasmo, toma la actitud madura y le dices claramente a tu pareja que posiciones te gustan o la manera en que disfrutas más sus caricias, o simplemente lo que no te gusta. No temas decírselo.

Mantente en forma

Junto con la importancia de la comunicación con el otro, debes ocuparte de tu salud, haz ejercicio y lleva una diete sana.

Vístete para la ocasión

Parte significativa de obtener un buen orgasmo está relacionado con la actitud y la manera en que te presentas ante la situación. Usa ropa para la ocasión. Vístete teniendo la palabra seducción en mente. Así tu pareja captará el mensaje inmediatamente, y con mucho gusto, tú te sentirás como la diosa que eres y tu confianza aumentará.

No todo es coito

Sólo el 30% de las mujeres son capaces de alcanzar el orgasmo sólo por coito. Así que no te aflijas y no creas que existe algún problema si no puedes alcanzar al clímax de manera casi instantánea. La mayoría de las mujeres necesitan estimulación extra, ya sea de forma manual u oral en el clítoris antes del acto sexual.

Más tiempo para el foreplay

Posiblemente, tendrás días en que simplemente no poseerás tiempo para el sexo. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones, puedes hallar un instante para tener verdadera conexión e intimidad con tu pareja. Sólo tienen que ser creativos.

Excusas siempre hay muchos, tal vez no estés de humor al principio, pero el placer sexual puede surgir después de unos minutos de caricias y jugueteo. No digas que no, dale tiempo a tu cuerpo de responder al contacto sensual de tu pareja.

Más besos

Muchas parejas que están en una relación de mucho tiempo ya no se besan, así que rescata esa unión con tu pareja. Dale un beso largo y apasionado por lo menos una vez al día, de esta manera empezarás a rescatar la intimidad y el erotismo que existía en tu relación.

Juguetes

Los juguetes sexuales consiguen trasladar a un nivel totalmente nuevo de goce, placer e intimidad al cuarto, esencialmente cuando están pasando por un momento difícil o desean ponerle un poco de diversidad al asunto.

Masturbación

La autoestimulación es una buena manera de ponerte en contacto con tus deseos íntimos y con la forma en que tu cuerpo responde a las caricias. Algunas chicas le restan importancia, pero hacer de la masturbación un hábito saludable mantienes tu libido en forma.

Fuente: actitudfem

También puedes Consultar:

¿Cómo afecta la falta de sexo sobre tu salud?