sueño-a-tu-salud-
Foto: Alejandro Córdoba

El estrés lo podemos sentir en todos lados: cuando comenzamos el día, vamos al trabajo y hacemos infinidad de diligencias; por eso, en el momento que llegamos a nuestro hogar no podemos conciliar un sueño reparador.

Sin embargo, esto lo podemos prevenir para no caer en frustración, estar furiosos o nerviosos. Lo primero que debemos hacer, es revisar nuestros hábitos de vida, ya que dentro de estos hay factores de estrés, y el estrés alimenta los procesos del mal dormir.

¿Qué causa el estrés en el sueño?

Las causas son diferentes para cualquier persona, pero las más comunes son:

  • Problemas de dinero
  • Tener un bebé
  • Tener una enfermedad grave
  • Problemas en la casa
  • Despido en el trabajo
¡Quiero dormir en paz y no puedo!
estrés-a-tu-salud-
Foto: Alejandro Córdoba

«Lo primero que debemos hacer, es revisar la cantidad de radiación artificial que recibimos durante el día, es decir, exposición a computadoras, a televisores, pantallas de celulares, entro otros. Muchas veces eso es lo que causa estrés y debemos dejar a un lado estos aparatos para conciliar el sueño», resaltó el terapeuta Julio Pérez en una entrevista para A Tu Salud.

Otro de los consejos más importante es crear una rutina para el día a día.

«Cuando carecemos de buen sueño, es porque no estamos haciendo ejercicio, ya que introduciendo un entrenamiento en nuestra vida cotidiana podemos mejorar nuestra salud», dijo el especialista.

La nutrición también causa estrés y no te va a dejar dormir…

El azúcar, es un estimulante cerebral y el 25% de toda la glucosa que consumimos la agota el cerebro, por lo tanto, cuando queremos un descanso para nuestra mente y tener menos estrés, el cerebro se acelera, explicó Pérez.

Consumir dulce en la noche es un factor que puede afectar el estrés y el mal sueño.

Fuente: Julio Pérez, terapeuta.

Correo: [email protected]

Twitter: @JulioTerapeuta

Facebook: Julio Pérez Infante

Comenta y se parte de nuestra comunidad