En el mercado se encuentran diversos productos que combinan los ácidos grasos Omega 3, Omega 6 y Omega 9, pero según la doctora Gestne Aure, médico internista y endocrinóloga, miembro directivo de AVESO, no son recomendables porque el omega 9 se origina en el cuerpo naturalmente y el omega 6 se consume con mucha frecuencia.
Realmente el déficit es de omega 3 porque está demostrado que en la dieta diaria del venezolano no se incluye el pescado suficiente para lograr el equilibrio, ya que la mayoría de las dietas en Venezuela, señala la especialista, se basan en productos industrializados de países en desarrollo, como carnes rojas y pollo, que contienen un mayor porcentaje de omega 6.
Pescado-en-salsa-verde-3
Explica la doctora Aure que dentro de las sustancias que forman la sangre están las prostaglandinas, producidas, básicamente, por los ácidos grasos omega 3 y 6. Para que haya fluidez en la sangre, la arteria debe tener un equilibrio entre las prostaglandinas vasoconstrictoras (omega 6) y las vasodilatadoras (omega 3), porque cuando existe mayor consumo de omega 6 se produce vasoconstricción y por tanto la sangre estará menos fluida, ejemplifica.
De ahí la importancia de consumir pescado (omega 3) en cantidades suficientes como para que  se mantenga un equilibrio en el organismo.
Fuente: Dra. Gestne Aure, médico internista y endocrinólogo, miembro directivo de AVESO. Teléfono: 0212 745.98.99.