El cáncer cervical o cáncer de cuello de útero es una enfermedad que se desarrolla en la porción fibromuscular inferior del útero y se proyecta dentro de la vagina. Es el segundo tipo de cáncer más común en las mujeres a nivel mundial .

Puede surgir a cualquier edad, por esto  es recomendable realizarse exámenes de despistaje tres años después de haber iniciado las relaciones sexuales o a partir de los 21 años de edad conforme como lo indica la ginecóloga Yamilka Urbano.

Causas 

El principal factor es el VPH (Virus del Papiloma Humano) que se transmite por vía sexual y tiene 200 tipos, de los cuales, 40 afectan la zona genital. Hay que tomar en cuenta factores de riesgo como: pacientes que son fumadoras, las que tienen un sistema inmunológico bajo, pacientes con obesidad, promiscuas o aquellas que usan el dispositivo intrauterino .

«Las mujeres sexualmente activas deben realizarse la citología anual o semestral , ya que es la primera prueba que debe hacer la paciente, y a partir de esto se complementa con otros estudios como la colposcopia que permite ver la superficie del cuello en grande, y además determinar la lesión que muchas veces no al reporta la citología».

Lee: ¿Sabes qué es la cauterización del cuello uterino?

El cáncer de cuello uterino no arroja síntomas en etapas tempranas, pero una vez más avanzado las pacientes pueden tener un flujo o un sangrado luego de las relaciones sexuales. Sin embargo, esto no es indicativo de padecer la enfermedad ya que  algunas infecciones generan los mismos síntomas. Por esta razón es importante acudir al médico semestralmente.

Tratamiento

Si se ataca temprano es fácil con el manejo del oncólogo: algunas reciben radioterapia, quimioterapia y luego pasan a la cirugía; en otros casos, se hace lo contrario, es decir, primero cirugía y luego radio o quimioterapia según sea necesario.

Fuente: Dra. Yamilka Urbano.  Ginecólogo de la Clínica de Prevención de Cáncer de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela.

También puedes consultar: Tomar vitaminas en exceso puede provocar cáncer

Omega 3 podría obstruir tratamientos de cáncer

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad