Según sea la forma de tus dedos, debes limar tus uñas para evitar que se partan y lograr que crezcan saludables.

¿Cuál es la forma perfecta?

Redondeado:

Es un tipo de limado que favorece a todo tipo de dedos, ya que con esta forma no se podrá enganchar nada a tus uñas.

Ovalado:

Es ideal para dedos más gruesos. Se conseguirá aldegazar y estilizar las manos. Se verán con mucha elegancia.

Cuadrado:

Ideal para dedos delgados, bien sean cortos o alargados, y para uñas de medianas a largas. La desventaja es que se hace muy difícil mantenerlo, puesto que las esquinas y puntas suelen engancharse con facilidad.

Leer más: Evita estos cuatro errores al pintar tus uñas

Toma en cuenta
  • Da el toque final a las uñas retirando la cutícula, limando la superficie, y pintando con el color de tu preferencia.
  • Si se desea estilizar los dedos en un limado redondeado, aplica doble capa de esmalte en la zona central de la uña y luego deja los lados sutilmente descubiertos.
  • La forma cuadrada es una de las favoritas en los atelier, por ser ideal para realizar el “nail art”.
  • Presta atención a la manicura de manera permanente, puesto que nada se logrará con un limado perfecto si se descuida el esmaltado.

Fuente: Belleza natural