Los pacientes que oyen música antes, durante, o luego de un procedimiento quirúrgico disminuyen significativamente su dolor y ansiedad, así como su necesidad de medicamentos para el dolor, segun un reciente nálisis en el Reino Unido. Los científicos igualmente hallaron una ligera reducción del dolor cuando a los pacientes se les permitió escoger su propia música.

Si bien, diversos estudios en los últimos años han analizado el poder de la música para calmar el dolor durante la cirugía, el nuevo análisis refuerza los beneficios de la musicoterapia. El estudio, envolvió a casi 7.000 pacientes y es la investigación más completa de su tipo hasta el momento.

La autora principal del estudio , la Dra. Catalina Meads de la Universidad de Brunel expresó que, “Los estudios anteriores tuvieron aplicaciones reducidas, por lo que en realidad no encontraron casi nada”, además añadió “Pero una vez que juntamos todos estos estudios, tuvimos mucho más evidencias para encontrar si la música funcionaba o no.”

Para el estudio, un equipo de investigadores de la Universidad de Brunel y la Universidad Queen Mary de Londres, efectuaron una revisión sistemática y un meta-análisis de todos los ensayos aleatorios publicados que evaluaron el impacto de la música en la recuperación postoperatoria en pacientes adultos sometidos a cualquier tipo de cirugía. Ellos cotejaron la musicoterapia, con atención medica estándar, así como otras intervenciones sin fármacos, como los procedimientos del masaje y relajación.

El análisis de los datos de 72 ensayos manifestó que los pacientes estaban significativamente menos ansiosos luego de la cirugía, además reportaron más satisfacción. Igualmente requerían menos analgésicos y mostraban menos dolor en balance con los grupos control.

Los resultados de los estudios previos señalan que el oir música en cualquier instante durante un procedimiento quirúrgico parece efectivo, si bien hubo una tendencia a conseguir mejores resultados si los pacientes oían música antes de la cirugía y no durante o después. Igualmente, cuando los pacientes seleccionaban su propia música había ligeramente mayor reducción del dolor aunque estadísticamente no significativa.

Inclusive escuchar música mientras se está bajo anestesia general disminuye los niveles de dolor de los pacientes, si bien los efectos fueron mayores cuando los pacientes estaban conscientes. No obstante, la música no parecía reducir la duración de la estancia hospitalaria.

En definitiva, la música es una gran herramienta en la intervención no invasiva, que es barata y debería estar disponible a todo el mundo que se somete a cirugía.

“Los pacientes deben poder elegir el tipo de música que les gustaría oír pata maximizar el beneficio para su bienestar durante su estancia hospitalaria. Sin embargo, al usar esta intervención se debe de tener en cuenta que la música no interfiera con la comunicación del equipo médico ” expresó la Dra. Meads.

También puedes consultar: ¿Eres una adicta a tu celular? ¡Averígualo!

Fuente: psicologiaaldia