La diabetes tipo 1 es una enfermedad en el que el páncreas genera muy poco o nada de insulina. Esto sucede porque el sistema inmune desconoce a las células beta (productoras de insulina), atacándolas persistentemente. Se calcula que a nivel mundial actualmente 285 millones de personas la padecen.

Un grupo de científicos de la Universidad de Lincoln, en Inglaterra, han dado un gran paso para entender como la diabetes tipo 1 crea caos en el cuerpo, lo que lograria derivar en nuevas formas tanto de prevenirlo, como de tratarlo.

Con anterioridad se sabia que la enfermedad involucraba el ataque de cuatro moléculas – llamadas antígenos – del sistema inmunitario del páncreas. No obstante, por mucho tiempo se había especulado que habia un ataque a una molécula más – que no había sido identificada hasta ahora.

Los especialistas han revelado la quinta molécula, llamada tetraspina-7, el hallazgo nos pinta una imagen completa de los que el sistema inmunitario reconoce en pacientes individuales, ayudará a identificar a los individuos bajo peligro a través de la detección de anticuerpo a la proteína y permitirá el desarrollo de procedimiento para bloquear la respuesta inmune de la tetraspina-7 como una nueva estrategia para prevenir la enfermedad.

Hasta ahora la enfermedad se trata con inyecciones de insulina. Los jóvenes que la desarrollan deben inyectarse varias veces al día por el resto de su vida y conservar bajo vigilancia sus niveles de glucosa en la sangre. Aunque, siempre están bajo riesgo de sufrir complicaciones que les afecten los ojos, los pies, la circulación o el sistema nervioso.

Para prevenir la diabetes tipo 1, es trascendental que lo especialistas entiendan como se desarrolla la respuesta inmunitaria que daña las células que originan insulina, los resultados, publicados en el diario Diabetes, los ayudará precisamente con esto.

También puedes consultar: Diabetes epidémica. OMS hace llamado a cambiar estilo de vida

Fuente: muyinteresante