El índice glucémico de los alimentos (IG) es uno de los datos que solemos poseer en cuenta, en especial a nivel deportivo, a la hora de ingerir un alimento u otro, eligiendo generalmente aquellos cuyo valor es inferior.

Este es el caso de los carbohidratos blancos o integrales. De forma que generalmente elegimos panes o pastas integrales, por su aporte en fibra y su menor índice glucémico, pero ¿debemos evitar entonces los alimentos de índice glucémico alto?

Según indica el portal vitonica.com “el índice glucémico es un mecanismo que nos permite cuantificar la respuesta glucémica de un alimento con la misma cantidad de carbohidratos que el alimento que se toma como referencia”.

Se toma como referencia para este caso la glucosa pura, con un valor de IG de 100, cada alimento tiene su propio valor glucémico. En teoría, a mayor índice glucémico mayor velocidad con la que llega el azúcar del alimento, transformado en glucosa, a nuestro torrente sanguíneo para ser empleado en forma de energía.

Es decir, un alimento con índice glucémico elevado es aquel cuya glucosa va a ser asimilada por nuestro cuerpo con mayor velocidad.

Lee: Descubre en qué consiste la dieta japonesa

indice-glucemico-alimentos-como-repercute-nue-L-LxB0hP

No obstante, no es fácil fijarse únicamente en el IG del alimento. Ya que hay que tener en cuenta otros elementos del mismo. Es decir, hay alimentos que poseen un índice glucémico más elevado que otros, pero en contraposición contienen, por ejemplo, un bajo porcentaje de azúcar.

Es decir, que un alimento consigue tener un valor glucémico teórico alto, pero muy poca cantidad de azúcar, como sucede con algunas frutas con gran contenido en agua, por ejemplo la patilla, con un valor IG=75.

En este aspecto, si el alimento en cuestión sea de IG alto, si atendemos a nuestros niveles de glucemia, va a ser mucho más adecuado que otro alimento cuyo IG sea inferior pero que posee mucha más cantidad de azúcares, como sucede por ejemplo con los helados cuyo IG=60.

Igualmente, hay que tener presente que siempre tomamos los alimentos acompañados de otros, y esta mezcla de alimentos con diferentes valores glucémicos conjuntamente va a afectar al balance de índice glucémico final, sin olvidar que algunos estudios nos revelan que inclusive el modo de cocinar los alimentos puede alterar sus IG.

Conclusiones

Los valores estándares del IG de cada alimento, no son un dato 100% confiable de modo en que puede verse afectados los niveles de insulina de nuestro cuerpo.

A su vez, conocer su IG, es significativo conocer la proporción de azúcares de cada uno de ellos, así como la combinación de alimentos que vamos a tomar en una misma comida.

Sin embargo, el agregar proteínas o grasas al alimento que vayamos a tomar, vamos a transformar sustancialmente el índice glucémico del que partimos si tomamos el alimento solo, ya que va a variar la absorción final de los azúcares.

También puedes consultar: Añade más verde a tu dieta

Fuente: vitonica