La fibromialgia es un trastorno que causa dolores musculares y fatiga. Las  personas con esta patología tienen puntos hipersensibles en el cuerpo, como el cuello, los hombros, la espalda y las caderas, que duelen solo con presionarlos.

De acuerdo con la Dra. Verónica Liendo, la fibromialgia “es una enfermedad que tiene un gran impacto. Si una mujer tiene más de 40 años y tiene dolores en el cuerpo y se siente apaleada generando una fatiga, es una paciente poco comprendida porque desde el punto de vista físico, porque su aspecto es saludable, pero internamente, sufre de mucho dolor a nivel de cuello, lumbar y abdominal“.

La fibromialgia afecta menos a los hombres pero el impacto es mayor que en las mujeres.

Lea también: Una mutación mitocondrial puede ser el origen de la fibromialgia hereditaria

Causas de la fibromialgia

La fibromialgia es producida por un trastorno neurológico que sensibiliza las vías del dolor, lo que trae como consecuencia que transmitan las señales dolorosas con mayor facilidad, creando que los estímulos que no son dolorosos, se trasmitan así, según comenta la Dra. Liendo. Es un fenómeno que se describe como Hiperalgesia (dolor aumentado).

Por otra parte, las vías del dolor que lo alivian están reducidas por lo que aumenta dicha sensación. La conjunción de estas dos patologías del sistema nervioso generan que el paciente tenga dolor generalizado.

También se  ha hablado de que el estrés físico y psicológico, las enfermedades virales, la artritis, el lupus, las personas que han sufrido latigazos y los traumas psicológicos importantes son “disparadores” de la fibromalgia.

Lea también: Conoce los mitos y verdades sobre la fibromialgia

Tratamiento de la fibromialgia

La fibromialgia se trata con fármacos que actúan sobre el sistema nervioso como los antiepilépticos y los antidepresivos con los que el dolor puede mejorar en un 30 y 50%.

Otra buena opción es la terapia en donde se une la psicología con las disciplinas mente-cuerpo como la yoga y los ejercicios aeróbicos.

Fuente: Doctora Reumatóloga, Verónica Liendo.