dolor-espalda-a-tu-salud
Foto. Alejandro Córdoba

El traumatólogo Ramiro Morales explica que el tratamiento a tiempo de la lumbalgia podría prevenir mayores inconvenientes.

El especialista define la lumbalgia como «el dolor que se produce entre la primera y quinta vértebra lumbar. La columna vertebral está compuesta por siete vértebras cervicales, 12 vértebras dorsales y cinco vértebras lumbares. Se puede irradiar o no a los miembros inferiores».

A su vez, señala que hay dos tipos de lumbalgia: la aguda y la crónica. La aguda es aquella en la que el paciente de un momento a otro pierde movilidad debido al dolor tan fuerte en la cintura.

dolor-de-espalda-a-tu-salud
Foto. Alejandro Córdoba
Las lumbalgias no sólo ocurren por desgaste, también pueden ocurrir por mala postura o estrés.

La lumbalgia crónica  es la que se repite constantemente en un período, y en ella pueden influir otras patologías también.

Lea también: El dolor de espalda puede mejorar con medidas simples

Morales comenta que en Venezuela no existen estadísticas confiables sobre este tema, pero en otros países la lumbalgia está considerada como la primera causa de ausentismo laboral.

¿Se puede aliviar realmente una condición de este tipo?

Depende del origen de la lumbagia. Cuando el paciente llega a consulta quiere que le calmen el dolor y, en paralelo, el médico tiene que ir buscando la causa de por qué apareció la lumbalgia.

Aparte del tratamiento médico, la medicina física y rehabilitación conforma 50% del tratamiento. A estos pacientes hay que explicarles que los tres primeros días tienen que guardar reposo.

dolor-de-espalda-a-tu-salud
Foto. Alejandro Córdoba
La lumbalgia representa entre 70 y 80% de todas las patologías que se derivan de la columna vertebral.

Tener una buena postura sentado, saber cómo elevar cargas sin afectar la columna vertebral, cómo pararse, cómo dormir y mantener el estrés a raya son recomendaciones importantes para aliviar la lumbalgia.

Cuando hay un paciente que ha tenido dos o tres crisis de dolor y no mejora, hay que hacer otro tipo de estudios como por ejemplo la resonancia magnética y los rayos x especializados, para ver qué otra causa está ocasionando la lumbalgia y poder establecer el tratamiento.

Lea también: Malformaciones en columna y médula espinal de los niños

Asimismo, señala el especialista que las lumbalgias se pueden confundir con otras patologías, ya que todo paciente que llega con una lumbalgia piensa que tiene una hernia discal y eso no es cierto, aunque la sintomatología sea similar. Por ello hay que investigar a precisión qué ocasiona el dolor. La resonancia magnética es uno de los estudios más especializados para determinar la presencia de la lumbalgia.

Con respecto a la recuperación, indica que con solo tratamiento médico el paciente mejora. Pero, debe haber una buena evaluación del paciente para recomendarle cómo evitar nuevos episodios.

Comenta y se parte de nuestra comunidad