Si quieres perseverar y no rendirte cada vez que inicias una rutina de ejercicios, ten en cuenta estas recomendaciones:

Para que cualquier máquina o programa de ejercicios de resultados positivos, se debe crear una rutina. Constancia es lo que se necesita para lograr las metas propuestas.

Una buena alternativa es colocar la ropa para hacer ejercicio en un sitio visible, de manera que sirva como recordatorio visual de la actividad.

Lee también: Los 8 mandamientos del running 

Otra recomendación es hacer un espacio determinado en la agenda: así como planificamos comer, bañarnos y trabajar, el ejercicio debe formar parte de la agenda cotidiana y debemos procurar otorgarle el espacio necesario.

Funciona también conseguir un compañero de ejercicio, pues la “exigencia” de un acompañante nos hará mantenernos a tono y en compromiso con la actividad.

ejercicios-a-tu-salud

Foto. Alejandro Córdoba

Apuntar los beneficios del ejercicio también ayudará en este propósito. Llevar una especie de bitácora sobre los logros alcanzados (disminución de peso, medidas o efectos en la salud diagnosticados por un médico) puede fungir también como motivación para seguirse ejercitando.

Poner metas creíbles y alcanzables. Algunas personas nos decimos que haremos tal o cual rutina sin saber si somos capaces de lograrlo, y cuando no alcanzamos el objetivos nos damos por vencidos. Ponerse metas y rutinas de ejercicios adecuadas, es lo ideal.

Antes de comenzar a hacer ejercicios es bueno consultar con un médico para saber en qué condiciones se encuentra nuestro cuerpo. Así se evitará lesiones o problemas de salud.

Fuentes consultadas: Hector Chiquín, Rafael Hernández y Jean Rodríguez (entrenadores)