La lengua es un órgano al que no le prestamos toda la atención que merece, ni siquiera cuando nos cepillamos los dientes, pero lo cierto es que puede manifestar muchas cosas sobre nuestro estado de salud. Se considera que está sana y limpia cuando presenta un aspecto rosado y liso. Cuando se muestra con fisuras o grietas, se le conoce como lengua agrietada.

La lengua agrietada, plicada o escrotal, es una afección benigna muy desagradable y en ocasiones dolorosa, que no suele revestir mayores problemas. Sin embargo, no debe subestimarse. Lo mejor es consultar al médico sobre los mejores remedios para eliminar las fisuras.

Su causa concreta sigue siendo una pregunta sin respuesta, puede surgir a cualquier edad, siendo en algunos casos una dificultad hereditaria. La diabetes por ejemplo nos pueden hacer más proclives a tener fisuras, a lo que hay que agregar otros elementos como el estrés, el bruxismo, los alimentos picantes, el tabaco y la alergias alimentarias.

Si además del dolor hay hinchazón, sensación de quemazón o aumenta de la sensibilidad en determinadas zonas, es apropiado consultar al dentista ya que podría tratarse de una infección por hongos u otro tipo de trastornos como lo es la lengua geográfica, en la cual hay aparición de manchas.

lengua-a-tu-salud

Foto. Alejandro Córdoba

Lea también: Remedios naturales para la enfermedad de Raynaud

Remedios caseros

Si no reviste ningún síntoma molesto, el problema se puede resolver siguiendo unas sencillas recomendaciones y remedios caseros:

En primer lugar hay que cuidar la higiene bucal, incluyendo la limpieza de la lengua al momento del cepillado de los dientes. Esto además ayuda a prevenir infecciones en la lengua.

Si la lengua agrietada va acompañada de halitosis (mal aliento), se exhorta usar una crema dental oxigenada para suprimir las bacterias se pueden haber quedado almacenadas en las fisuras.

Igualmente puede ser eficaz colocar un poquito de pasta de dientes, dos veces al día, directamente en la lengua y extenderla.

El ajo y el jengibre, por sus propiedades antibacterianas, igualmente resultan un buen remedio. En este caso, pelamos, cortamos y aplastamos los dos ingredientes y los agregamos a un vaso de agua. Con la mezcla resultante hacemos gárgaras.

Se sugiere incluir en la dieta alimentos probióticos para reducir la infección por levaduras, un riesgo muy frecuente en el caso de lengua agrietada.

También puedes consultar: Remedios caseros para la acidez estomacal

Fuente: ellahoy.