El perejil es una de las hierbas culinarias más conocidas. Podríamos decir que se ha convertido en uno de los condimentos más habituales de nuestros platos. No obstante, lo que mucha gente no sabe es que su efecto para la salud y, en especial, para los riñones lo convierten en una planta muy terapéutica.

perejil-a-tu-salud

Foto. Alejandro Córdoba

También puedes consultar: Remedios caseros para aliviar la sensibilidad dental

Perejil: fuente de vitamina C

Es originario del Mediterráneo y de los países asiáticos, dos zonas que vienen usando desde hace miles de años el perejil como remedio medicinal, desde que los griegos difundieran sus beneficios para la salud.

Tanto Hipócrates como Galeno mencionan en sus tratados cómo obtener aceite de perejil para tratar problemas del riñón, del corazón e incluso cómo curar fracturas craneales con esta planta gracias a su acción antiinflamatoria.

A día de hoy, podemos encontrar tratamientos naturales para el rostro y para nuestro organismo en cualquier tienda naturista. No obstante, por nuestra parte, te invitamos a que, en tu día a día, pruebes esta agua medicinal para cuidar de tus riñones.articulo59

El perejil y la salud de nuestros riñones
  • Esta planta medicinal nos aporta clorofila, una sustancia vegetal que, además de tener propiedades antisépticas, nos ofrece una gran cantidad de antioxidantes para optimizar la función renal.
  • El perejil es una de las plantas con mayor acción desintoxicante y depurativa. Gracias a sus propiedades diuréticas, eliminamos esas sustancias que tienden a acumularse en el riñón y que pueden enfermarlo.
  • Con esta bebida natural desinflamaremos cualquier zona de tracto urinario, combatiremos infecciones y eliminaremos cualquier bacteria.

También puedes consultar: Cebada para la digestión

Ingredientes:  1 litro de agua, 5 cucharadas de perejil fresco (50 g)

Preparación: Este primer remedio tiene una finalidad depurativa y desintoxicante. Por lo tanto, podemos llevarlo a cabo una vez al mes, durante 3 o 4 días. Para ello, lo primero que haremos será lavar bien esas ramitas de perejil. Una vez listo, procedemos ya a calentar ese litro de agua y, una vez llegue a ebullición, añadir las 5 cucharadas de esta planta. Permite que se infusione a lo largo de 15 o 20 minutos para después, apagar el fuego y dejar que repose otros 20 minutos. Tras colar el contenido, beberemos un primer vaso en ayunas. Los siguientes, 15 minutos antes de nuestras comidas. De ese modo, facilitamos las digestiones y la correcta absorción de los nutrientes.

Fuente: Mejor con Salud