El gluten es una proteína presente en el trigo, la avena, la cebada y el centeno, usada en la repostería y la panadería para dar contextura elástica a las masas de panes y dulces.

Desde hace un par de años es considerado un agente dañino para la salud, sin embargo, no representa un peligro para todas las personas. En verdad, es nocivo sólo para quienes sufren de celiaquía, una enfermedad autoinmune que se caracteriza por la inflamación del intestino delgado a causa de la gliadina, que es uno de sus componentes.

Lea también: La moda de la dieta sin gluten

No es indispensable consumirlo

Si bien no es indispensable que se halle dentro de la dieta nutricional, sí es preciso remplazar sus nutrientes con otros alimentos como el maíz o el mijo,  si no se corre el riesgo de sufrir desnutrición.

No es indispensable comer Gluten

Una dieta sin gluten no adelgaza

No es el gluten sino los carbohidratos presentes dentro de los cereales los que intervienen en el aumento o pérdida de peso, por lo que eliminarlos sin consideración de la dieta nutricional, al igual que eliminar cualquier alimento, puede traer problemas a la salud por la falta de sus nutrientes.

Lea también: Ricos muffins de manzana sin lactosa y aptos para celíacos

No todos los alimentos manufacturados lo contienen

Si bien no todos los productos manufacturados lo poseen, es recomendable revisar las etiquetas así como las fábricas donde son producidos los alimentos, motivado  a que si se fabrican en lugares donde se producen víveres con gluten, es muy posible que estén contaminados.

No perjudica a las personas con diabetes o hipoglicemia

No es uno de los elementos que afecte la producción de insulina. Para las personas con alguna de estas dos enfermedades se les sugiere evitar el consumo de harinas por el contenido de azúcar, más no de gluten.

Fuente: El Espectador