La equinoterapia o las terapias ecuestres no son más que tratamientos que recurren a actividades con caballos con el propósito de contribuir al desarrollo cognitivo, físico, emocional, social y ocupacional de las personas que sufren algún tipo de discapacidad.

En estas terapias, orientadas por un equipo especialista, el caballo es una herramienta capaz de integrar, rehabilitar y reeducar, con el fin de que el sujeto tratado alcance una mejor calidad de vida.

Alejandro Córdoba

Alejandro Córdoba

Lea también: Tratamientos con algas

La utilización del caballo es ideal para personas discapacitadas física o psíquicas, no es un alternativa nueva, pues ya en la antigüedad, los griegos la recomendaban para prevenir y curar diversas dolencias.

La equinoterapia está considerada como una terapia integral que, además de cumplir funciones fisioterapéuticas, ofrece muchos beneficios en el área psicológica.

Aplicar la equinoterapia en pacientes con alguna discapacidad requiere una preparación especial por parte de aquellas personas interesadas en ejercerla, pues no solo necesitan adquirir sus bases sino tener habilidades ecuestres y conocimientos sobre fisioterapia.

Lea también: Personas con edemas inferiores no deben usar la sueroterapia

Alejandro Córdoba

Alejandro Córdoba

Estas terapias están indicadas para casos de:

  • Parálisis cerebral.
  • Ataxia.
  • Lesiones medulares.
  • Lesiones cerebrales.
  • Espina bífida.
  • Parkinson.
  • Distrofia muscular.
  • Síndrome de Rett.
  • Fibromialgia.
  • Síndrome de Down.
  • Fibrosis quística.
  • Trastorno del desarrollo.
  • Esclerosis múltiple.
  • Autismo.
  • Politraumatismos.
  • Retraso psicomotor.

Lea también: Enfermedades que puedes combatir con leche equina

Beneficios de la equinoterapia
  • Mejora la autoestima
  • Mejora el autocontrol de las emociones
  • Potencia el sentimiento de normalidad
  • Mejora la autoconfianza
  • Mejora la capacidad de atención
  • Trabaja la memoria.

Fuente: Corazón y Vida