El cansancio y agotamiento se ven reflejados en la actitud y en el desempeño de las personas, por esta razón es importante, además de tener un buen descanso, contar con una buena nutrición, la cual debe estar compuesta por alimentos saludables y energizantes.

Según reseña el portal web Eroski Consumer, una adecuada alimentación le permite al ser humano disfrutar de una vida saludable, mejorar el desempeño en las labores diarias, bien sea el trabajo o los estudios, así como lograr un mejor descanso.

Por su parte, los alimentos energizantes proporcionan la vitalidad necesaria para desarrollar las actividades de la vida diaria, su efecto más notable es que ayudan a combatir el cansancio y genera una dosis extra de energía cuando se está realizando ejercicio físico.

También puedes consultar: ¿Qué sucede si eliminas el pan de tu dieta?

Todos los alimentos energizantes son imprescindibles en la dieta habitual de cada persona, aunque no todos aportan la misma cantidad de energía, ni cumplen las mismas funciones en el organismo. Todos deberían formar parte de nuestra dieta diaria, desde los que estimulan la concentración y la capacidad mental, hasta los que aportan energía muscular.

También puedes consultar: Dieta Dash ayuda a controlar hipertensión

A continuación algunos alimentos con los que lograrás recargar las pilas:

Frutos secos

Contienen una gran cantidad de ácidos grasos esenciales, además de aportar al organismo magnesio, fósforo, potasio, calcio, hierro, zinc y selenio. Entre ellos encontramos las  semillas ricas en grasas como la nuez, el merey, la almendra, la avellana, las semillas de girasol y maní, entre otros; así como las semillas ricas en hidrato de carbono (almidón) como las bellotas y las castañas.

Los frutos secos son ideales para llevarlos encima, ya que representa un combustible eficaz a cualquier hora del día. Sin embargo, debemos tener en cuenta su elevado contenido en grasas: las personas con sobrepeso deben moderar su consumo.

frutos secos

Verduras de hoja verde

Hay una gran variedad de estos alimentos y son necesarios e imprescindibles en la dieta diaria. En su composición destacan las vitaminas A, C, B, E y K, los minerales como el hierro, magnesio, potasio y calcio, y su elevada cantidad de fibra. Algunos ejemplos de estas verduras son: las espinacas, la acelga, el apio, el brócoli, el berro, la coliflor, las coles, la rúcula, la lechuga, la escarola o la achicoria.Verde

Chocolate puro

El chocolate es fuente de energía y mejora el estado de ánimo. La presencia de estimulantes en su composición hace de este alimento una buena elección para mantener la energía del cuerpo. El chocolate es un alimento rico en magnesio, potasio, fósforo y hierro, vitaminas A, E, B1 y B2, lípidos y proteínas. Las moléculas de este alimento contienen gran cantidad de energía que nuestro organismo sabe cómo utilizar.

Chocolate

Hidratos de carbono de absorción lenta

Se podrían definir como “los preferidos del organismo” ya que tienen la capacidad de liberar energía poco a poco, a medida que el cuerpo la necesita. El arroz, las patatas, la pasta, el pan, las legumbres y la gran mayoría de cereales son alimentos ricos en hidratos de carbono y aportan la energía necesaria para el buen funcionamiento físico y psíquico de nuestro organismo.Papas

Carne magra

Es decir, la parte del animal con menos cantidad de grasa. La carne magra del cerdo y la ternera, el pollo sin piel y el pavo son una importante fuente de proteínas. Sobre todo, aportan tirosina, un aminoácido que aumenta la concentración y el estado de alerta. Son carnes con una elevada cantidad de vitamina B12, que ayuda a combatir los estados de depresión y cansancio.

Carne

Fuente: www.consumer.es