El BodyFlow es una disciplina que combina tai chi, yoga y pilates. Esta rutina ayuda a mejorar la postura y conservar un peso adecuado. Además, quema calorías, fortalece los músculos y proporciona flexibilidad al cuerpo. Así lo señala la entrenadora del Club Médico Deportivo Bodytech, Carol Quiroz.

¿Quiénes pueden practicarlo? 

Todos, inclusive las madres gestantes, pero bajo supervisión de un entrenador. “Cada persona trabaja conforme a sus posibilidades. Antes de iniciar, es preciso mover las piernas y brazos con suavidad unos cuatro minutos para impedir lesiones”, indica Quiroz.

También puedes consultar: Ejercicios biométricos para tonificar tu cuerpo

¿Cómo practicarlo? 

  1. Separa tus piernas y levanta tus manos.
  2. Ahora inclínate hacia adelante, estira la pierna derecha hacia atrás, apoya tu codo derecho sobre tu rodilla izquierda y pon la mano sobre tu pecho. Hala tu otro brazo hacia atrás.
  3. Agáchate y forma una ‘v’ invertida con tu cuerpo, sin flexionar las rodillas.
  4. Échate en el suelo y levanta la parte superior de tu cuerpo, apóyate en tus manos.
  5. Estira tu pierna derecha hacia adelante y la izquierda en dirección contraria. Inclina la parte superior de tu cuerpo hacia adelante y toca el piso con los dedos de las manos.

Fuente: trome.pe